Inicio / Investigaciones / Plataformas que exaltan el legado de Chávez

Plataformas que exaltan el legado de Chávez

Maolis Castro

Especial para IPYS Venezuela

Son llamados comunitarios y alternativos, pero la mayoría destaca por tener una línea editorial que favorece al Gobierno y su financiamiento directo proviene de las cuentas del Estado.

En un seguimiento hecho por IPYS Venezuela a dos medios comunitarios, uno radial y otro televisivo, en el mes de enero fueron notorias las informaciones dirigidas a promocionar al oficialismo y a desprestigiar a la nueva gestión de la Asamblea Nacional.

La agitación al son del 23

https://readymag.com/487518

Plataformas que exaltan el legado de Chavéz

https://readymag.com/491685

El lobby no es el mismo desde el 5 de enero. Los periodistas regresaron ese día al hemiciclo de la Asamblea Nacional (AN) para cubrir, tras cinco años de censura los debates parlamentarios. Casi ninguno de los reporteros ocultó el agrado por la apertura de la fuente informativa. Las fotografías en las instalaciones del congreso, los relatos, los mensajes colgados en las redes sociales, registraron ese episodio.

Pero esta satisfacción no fue unánime, así lo confirma un comunicado de la Unión Nacional de Medios Alternativos Comunitarios Impresos (UNAMACI), en el que este grupo manifiesta su descontento con la junta directiva de la nueva gestión parlamento, que está conformada por 109 diputados que comprenden una mayoría calificada, liderada por de la Mesa de la Unidad Democrática, y 54 diputados que militan en Gran Polo Patriótico, la plataforma del oficialismo..

“Ensoberbecidos por la cuota parcial de poder que han alcanzado en la AN, los ‘demócratas’ de la nueva directiva parlamentaria no han terminado de ‘calentar’ sus asientos, para abrir fuego en contra de la comunicación popular. Apenas al segundo día de estar ejerciendo el cargo de presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, hizo sentir su voz aflautada y de entonación betancuriana (en similitud con Rómulo Betancourt, ex presidente de Venezuela), para ordenar la prohibición de que los comunicadores populares, alternativos y comunitarios del país puedan acceder a las instalaciones del Parlamento Nacional a cumplir con su tarea de buscar la noticia a fin de mantener informadas a las comunidades a las que están indisolublemente ligadas”, señala esta misiva divulgada por el Ministerio de Comunicación e Información (Minci).

Esa misma quincena, algunos medios comunitarios tampoco ocultaron su simpatía por el Partido Socialista Unido de Venezuela y no perdieron tiempo para exaltar el legado del ex Presidente de la República Hugo Chávez.

La voz del “comandante” desde La Azulita

Fue una secuencia: música, un mensaje de Chávez, música, una propaganda del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), música y un programa.

Cada 30 minutos o una hora, aproximadamente, se interrumpió la programación de la emisora Azulita Comunitaria 107.3 FM, operativa en el municipio Andrés Bello del estado Mérida y además transmitida vía online, para recordar algún comentario del expresidente fallecido o del oficialismo. O, por lo menos, eso fue lo que ocurrió los días 3, 10, 11 y 17 de enero de 2016 en esta radio comunitaria. Así, 80% de los mensajes tenían algún contenido que favorecía al chavismo.

Tras la instalación de la Asamblea Nacional, el pasado 5 de enero, los mensajes en contra de los parlamentarios de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática son transmitidos en Azulita. Son en su mayoría propagandas procedentes del PSUV. “La Ley de Amnistía (presentada por la oposición para liberar a 76 ‘presos políticos’) es el recurso de inconstitucional… El presidente Maduro puede vetarla”, señala uno de los mensajes.

Esta emisora comenzó sus transmisiones ininterrumpidas en el 2002. Antes, solo había un periódico comunitario llamado “La Escuela”, que circulaba en el municipio Andrés Bello. Pero ahora domina la señal radial de Azulita y un canal de televisión local. Alberto Prieto, coordinador de la emisora, dijo en una entrevista a La Radio del Sur, realizada este 4 de enero, que han crecido por el “apoyo” recibido por el Gobierno.

“Desde hace muchos años, antes del comandante Chávez, ya veníamos con la inquietud de algunas ideas izquierdistas… Nos manejamos de manera voluntaria, los miembros de la fundación no obtienen ningún tipo de beneficio económico… La parte de los recursos es una de las limitaciones, pero no ha hecho mella. Por supuesto, ha habido apoyo de algunas instituciones del gobierno, del gobierno municipal”, agregó.  

La página oficial de Azulita Comunitaria 107.3 FM –un blog con entradas desde el 2010– cuenta con contenidos cercanos a la comunidad merideña, el contenido político es menor al de la emisora radial.  

Un apoyo para el Mazo

El día que se instaló la nueva directiva del parlamento, TVS Pueblo colaboró en el reporteo y la producción de vídeos para el programa del diputado oficialista Diosdado Cabello, Con el mazo dando, transmitido por el canal estatal Venezolana de Televisión (VTV) y otros medios de la red de medios oficiales.

TVS Pueblo es un medio comunitario que se define como una plataforma comunicacional al servicio de la parroquia La Pastora, en Caracas. También se describe como un espacio de formación de niños y adolescentes en materia de comunicación. Pero no se registran las principales denuncias relacionadas con servicios públicos, seguridad e infraestructura de esta localidad capitalina.

En una evaluación efectuada a las últimas 71 informaciones publicadas –entre los días 6 de noviembre y 18 de enero– en su página web se evidencia que, al menos, 69% de éstas favorecen al gobierno y ninguna hace referencia a la comunidad de La Pastora. Las redes sociales (Twitter y Facebook) son una extensión de las propagandas a favor del oficialismo.

Esta fundación es una obra de la Comuna “Tres Raíces” –conformada por 14 consejos comunales– que funciona en La Pastora. Hace cuatro años, el gobierno del Distrito Capital, un organismo creado por Chávez para restar competencias a la Alcaldía Metropolitana de Caracas (administrada por la oposición), destinó 790 mil bolívares –183,7 mil dólares, cifra calculada en base a la tasa oficial de cambio más alta de ese año (4,3 bolívares)– para la creación de TVS Pueblo.  

Pero esta comuna es relacionada con el colectivo “Tres Raíces” que opera en los predios de La Pastora, el 23 de Enero y Catia, entre otras localidades de Caracas.

Dependencia oficial

Tras cuatro años de estar engavetada, la Ley de Comunicación Popular fue aprobada por la gestión saliente de la Asamblea Nacional el 10 de diciembre de 2015. Los términos “lucha de clases”, “capitalista”, “conquistas dialécticas”, “antiimperialista”, “revolucionario”, “minorías dominantes”, “apátrida” y otros conceptos marxistas construyen el discurso de este documento, publicado en Gaceta Oficial Extraordinaria número 6207 del 28 de diciembre de 2015.

Con esta regulación se puede crear una dependencia entre el Estado y los medios de comunitarios y alternativos. Según el artículo 4 de esta ley, algunos de los objetivos son “impulsar la Comunicación Popular a través de mecanismos expeditos que garanticen la corresponsabilidad entre el Poder Popular y el Estado” y “promover y fortalecer el Sistema Nacional de la Comunicación Popular”.    

Aunque esta ley obliga a las instituciones públicas que contraten servicios de publicidad y de propaganda, lo hagan en “función de criterios de equidad de oportunidades entre medios públicos, privados, y de la Comunicación Popular, sin ningún tipo de condicionamiento más allá de la prestación de servicio”, el financiamiento estatal puede ser una forma de comprometer a los medios comunitarios y alternativos con entes gubernamentales.

El diputado Biaggio Pilieri denunció que los parlamentarios de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) no tuvieron acceso a los cambios hechos en esta legislación antes de ser discutida por segunda y definitiva vez para su aprobación por los parlamentarios militantes del PSUV. Según el parlamentario, este texto legal sufrió cuatro modificaciones antes de ser aprobado.

La influencia del gobierno sobre los medios comunitarios no se limita a esta legislación. En el Plan Nacional de la Comunicación Popular (2015-2019) se expone una intención de moldear su orientación política e ideológica. Según este proyecto, entre diciembre del 2013 y enero del 2014 hubo reuniones entre 400 organizaciones populares que, supuestamente, coincidieron en “construir un plan que, acoplado a los mandatos del Plan de la Patria (propuesta del presidente Chávez), se constituya en guía para la comunicación popular en el lapso temporal hasta el año 2019”.

Es una propuesta ambigua. Indica que desea “avanzar en la democratización de los procesos comunicacionales”, pero que tiene como objetivo nacional “garantizar la continuidad y consolidación de la Revolución Bolivariana en el poder” mediante el uso de los medios comunitarios y alternativos.

Autonomía comprometida

Los medios comunitarios y alternativos tienen una gestión que los distingue de los medios tradicionales.  Según la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), estos son espacios de “construcción de nuevas relaciones sociales para el empoderamiento de las comunidades y el fortalecimiento de la cultura local, lográndose exclusivamente, con la participación activa y protagónica de cada una de las ciudadanas y ciudadanos de la zona donde se circunscribe el medio”.

No todos siguen una línea uniforme, pero varios de los medios comunitarios se identifican con el oficialismo y respaldan abiertamente la gestión gubernamental que lidera Nicolás Maduro.

Aunque los medios comunitarios y alternativos no son una novedad, el expresidente Hugo Chávez (fallecido el 5 de marzo de 2013) miró en las condiciones precarias de este sector una oportunidad para sumarlos a su política. Los legalizó, exaltó y financió durante su gestión. Ha sido una maniobra sistemática. En Venezuela hay, al menos, 695 medios alternativos y comunitarios registrados y habilitados, pero 556 tenían dificultades de sostenibilidad económica e insuficiencia tecnológica, según la Memoria y Cuenta del Minci del 2014. Las carencias de 120 de estos medios se pretendían solucionar, en una primera etapa, con el proyecto “Impulso a la Comunicación Popular y Alternativa”, que contó el año pasado con un presupuesto inicial de 16,6 millones de bolívares (2,6 millones de dólares, calculados a la tasa oficial).

La actuación en el juego político de estos medios fue reconocida por el mismo Chávez. “El impacto que han tenido y tienen en la valoración de los criterios políticos de la masa popular venezolana. Eso es difícil de medirlo. Pero ustedes han cumplido una labor muy, muy positiva, estoy completamente seguro. Como la cumplieron durante la jornada del 11, 12 y 13 de abril (de 2002)”, dijo el expresidente en el año 2012, tras recordar que algunos de estos medios informaron sobre el golpe de Estado y llamaron a los seguidores de este mandatario a salir a las calles.    

Ver también

Noticias en cautiverio | IPYS Venezuela presentó informe ante la CIDH

En el marco de las audiencias de la CIDH, IPYS Venezuela presenta un balance sobre …