Inicio / Noticias / Internacionales / CIJ: El TSJ venezolano está al servicio del poder ejecutivo

CIJ: El TSJ venezolano está al servicio del poder ejecutivo

“La Corte Suprema de Justicia de Venezuela ha dejado de actuar como una corte independiente que aplica la ley y el orden y se ha convertido en un brazo de un Ejecutivo autoritario”, afirma la CIJ en un informe presentado recientemente

La criminalización, la privación de libertad u otras formas de persecución por el ejercicio legítimo de las libertades de expresión, reunión y de asociación o de los derechos políticos, son incompatibles con la obligación general del Estado de garantizar el goce efectivo de estos derechos y libertades fundamentales. Al respecto el CDH ha precisado “que el legítimo objetivo de salvaguardar, e incluso fortalecer, la unidad nacional en condiciones políticas difíciles no puede alcanzarse tratando de silenciar a los defensores de la democracia pluripartidista, los principios democráticos y los derechos humanos”.

En tal sentido, la Comisión Internacional de Juristas recomienda ““adoptar todas las medidas necesarias con miras a garantizar el pleno y efectivo ejercicio del derecho a la libertad de expresión y la libertad de prensa […]Considerar la posibilidad de despenalizar la difamación así como aquellas figuras que prevén sanciones penales para quienes ofendieren o irrespetaren al Presidente u otros funcionarios de alto rango u otras figuras similares y debería, en todo caso, restringir la aplicación de la ley penal a los casos más graves, teniendo en cuenta que la pena de prisión nunca es un castigo adecuado en esos casos”.

Descargue aquí el documento completo:

Venezuela-Tribunal-Supremo-Publications-Reports-Thematic-reports-2017-SPA.pdf (12 descargas)

Vea también “Memorial de agravios: La justicia tiene cuentas pendientes con la libertad de expresión”

La Comisión Internacional de Juristas (CIJ)

La Comisión Internacional de Juristas (CIJ) es una ONG internacional con sede en Ginebra, Suiza. Fue creada en Berlín, Alemania, en 1952, de la mano del jurista alemán Walter Linse, Presidente de la Asociación de Juristas Alemanes Libres. Su finalidad es proteger y promover los derechos humanos y el imperio de la ley. Está formada por 60 juristas veteranos, de todos los países del mundo y con representantes de todas las profesiones jurídicas. Incluye a jueces, abogados, profesores de derecho, asesores jurídicos, etc. Tiene 37 secciones nacionales y 45 organizaciones afiliadas en todo el mundo.

La CIJ se adjudicó el primer Premio de Derechos Humanos del Consejo de Europa en 1980, el Premio de la Paz Wateler de la Fundación Carnegie en 1984, el Premio Erasmus de la Paremium Erasmianum Foundation en 1989 y el Premio de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en 1993. La CIJ fue también designada en 1987 como Mensajero de la Paz de la Asamblea General de Naciones Unidas como parte de su Año Internacional de la Paz. La Comisión Internacional de Juristas tiene estatuto consultivo ante el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC), la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), el Consejo de Europa y la Unión Africana. La CIJ también mantiene relaciones de cooperación con diversos órganos de la Organización de Estados Americanos.

Ver también

De Veracruz a La Guaira, viaje que une a Piedad Córdoba con Maduro | Un reportaje que suscita amenazas

La Fiscal rebelde, Luisa Ortega Díaz, abrió una verdadera caja de Pandora. Su denuncia contra …