Inicio / Alerta / Arremetieron contra reporteros en cobertura de marcha opositora

Arremetieron contra reporteros en cobertura de marcha opositora

  • En menos de una semana, IPYS Venezuela registra ochos limitaciones y dos detenciones arbitrarias contra trabajadores de medios de comunicación social.

    Funcionarios de seguridad del Estado y presuntos colectivos intentaron impedir que reporteros y trabajadores de medios de comunicación social cubrieran el desarrollo de la marcha convocada por sectores de oposición hacia el Palacio Federal Legislativo, ubicado en el centro de la ciudad de Caracas, con el fin de comenzar el proceso de remoción de cargo de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), firmantes de las sentencias 155, del 28 de marzo, y 156, del 29 de marzo, que, en principio, suprimían competencias de la Asamblea Nacional (AN) y delimitaban la inmunidad parlamentaria.

    IPYS Venezuela registra un incremento en el número de limitaciones contra reporteros por parte de funcionarios de seguridad estatal. Foto. Noticias al día y a la hora.

    Desde tempranas horas del martes 4 de abril de 2017, periodistas informaron a través de sus cuentas de redes sociales acerca del cierre de vías de acceso a Caracas, así como puntos internos que dirigen hacia el Parlamento venezolano, en el centro de la ciudad capital, y hacia Plaza Venezuela, lugar en el que comenzaría la movilización opositora.

    Además de las vías cerradas para el tránsito y transporte superficial, el Metro de Caracas anunció el cierre y la suspensión del servicio en las estaciones Caño Amarillo, Capitolio, La Hoyada, Colegio de Ingenieros, Plaza Venezuela, Sabana Grande y Chacaito, de la Línea 1; las estaciones Teatros, Parque Central y Zona Rental, de la Línea 4, y las estaciones El Silencio y Bello Monte, de las Línea 2 y 4, respectivamente.

    El oficialismo también organizó su movilización desde la esquina Francisco de Miranda hacia el centro de Caracas.

    Ambas marchas se cruzarían en el sector Bellas Artes, específicamente en las cercanías del Metro de Parque Central, en la avenida Bolívar. Pero no hubo oportunidad.

    Funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y la Policía Nacional Bolivariana (PNB) levantaron piquetes en varios puntos de la ciudad, como en la avenida Libertador, específicamente en las cercanías del Centro Comercial Los Cedros, donde un efectivo de la PNB impidió la cobertura al reportero Armando Altuve, de El Pitazo TV, por varios minutos, cuando registraba un video acerca de los hechos que se registraban en el lugar. El funcionario les pidió que dejaran de grabar y despojó al motorizado, que acompañaba al reportero, de las llaves de su motocicleta. Poco después, las devolvió. Minutos antes, los manifestantes denunciaban que los funcionarios rociaban gas pimienta con el fin de dispersarlos del lugar.

    Poco antes del mediodía, Henry Ramos Allup, ex presidente del Parlamento venezolano, Henrique Capriles Radonski, gobernador del estado Miranda, entre otros, denunciaros a través de los medios de comunicación social, la contención y represión de los cuerpos de seguridad que arrojaron gas pimienta para dispersar a los manifestantes.

    En horas del mediodía, reporteros denunciaron que personas arrojaban objetos contundentes en uno de edificios de la Misión Vivienda. Pocos minutos después, periodistas denunciaron que el reportero de sucesos, Román Camacho, recibió una pedrada que le dejó un chichón considerable en el lado izquierdo de su frente. La cuenta de Twitter de Hispano Post, difundió el momento en el que Camacho resultó herido.

    Algunos dirigentes de oposición decidieron caminar la autopista Francisco Fajardo en un intento por sortear los piquetes de los funcionarios de seguridad. Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López, hoy detenido, y el diputado José Manuel Olivarez, denunciaron que colectivos armados disparaban contra la marcha opositora a la altura de Bello Monte.

    Después de la una de la tarde, la periodista de 800 Noticias, Mildred Manrique, denunció a través de sus redes sociales que simpatizantes oficialistas intentaron despojarla de su teléfono celular. La periodista denunció que manifestantes abordaron a los simpatizantes, presuntos miembros de un colectivo, y quemaron la motocicleta en la que se trasladaban por la avenida Libertador.

    El rebote de un perdigonazo alcanzó la rodilla izquierda de Luis Gonzalo Pérez, reportero de Caraota Digital, cuando se encontraba registrando el momento en que funcionarios de la PNB disparaban perdigones en la misma avenida, en las cercanías de los edificios de la Misión Vivienda.

    El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (Sntp) denunció a través de su cuenta de Twitter que el reportero multimedia Abraham Tovar, del diario El Nacional, recibió una pedrada, que le dejó una fisura en la cabeza, mientras registraba la marcha de oposición a la altura de la urbanización La Campiña de Caracas. IPYS Venezuela intentó contactar al reportero, pero no tuvo éxito.

    A las cinco y media de la tarde se tuvo conocimiento que personas desconocidas le robaron dos teléfonos celulares a la periodista y corresponsal de prensa extranjera, Haidy Rodríguez, en los alrededores de un edificio de la misión vivienda. IPYS Venezuela intenta corroborar esta información.

    Otros hechos. IPYS Venezuela registró, a través de su Red nacional de corresponsales y colaboradores, lentitud en los servicios de Internet ABA de Cantv en los estados Aragua, Sucre y Táchira, así como en el sector San Bernandino de la ciudad de Caracas.

    El 31 de marzo de 2017, IPYS Venezuela registró las detenciones arbitrarias contra Elyangelica González, periodista venezolana y corresponsal de Radio Caracol y Univisión, y Andry Rincón, reportero multimedia de Vivo Play cuando registraban una manifestación estudiantil en las inmediaciones del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). Ese día también se registraron limitaciones contra Iván Reyes, reportero multimedia de Efecto Cocuyo, y  Marco Antonio Bello, reportero gráfico de Reuters, y el robo por una hora de la videocámara del equipo reporteril del canal de noticias Globovisión.

    Posteriormente, el 3 de abril, se registraron limitaciones a la cobertura a reporteros y corresponsales de la televisora digital Vivo Play, la televisora colombiana NTN24 y la agencia de noticias Reuters en las inmediaciones de la Defensoría del Pueblo. En el hecho fueron agredidos los diputados Juan Requesens y José Brito.

    El sistema interamericano establece que las agresiones físicas, las detenciones arbitrarias, la destrucción de las herramientas de trabajo y los hechos de intimidación violan los derechos fundamentales y coartan severamente la libertad de expresión.

    IPYS Venezuela rechaza estas actuaciones y exhorta al Estado venezolano a garantizar el ejercicio periodístico y la seguridad de los trabajadores de medios de comunicación social venezolanos y extranjeros, y también exige la investigación de las agresiones y ataques contra las herramientas de los comunicadores por parte de los simpatizantes oficialistas.

Ver también

Cobertura bajo riesgo | Marzo – junio 2017

El balance de las libertades informativas en el contexto de manifestaciones entre marzo, abril, mayo y …