Inicio / Alerta / Día Nacional del Periodista en la Asamblea Nacional: Una reportera con quemadura y dos carros destruidos

Día Nacional del Periodista en la Asamblea Nacional: Una reportera con quemadura y dos carros destruidos

  • El Día Nacional del periodista, el oficialismo premió con violencia a los trabajadores de la prensa que estaban en la sede de la Asamblea Nacional para conmemorar el día en que Simón Bolívar creó el Correo del Orinoco

Una quemadura en la cintura y dos carros destruidos fue el saldo de la cobertura de la sesión parlamentaria del 27 junio, en el Palacio Federal Legislativo, donde se paradójicamente conmemoraría el Día Nacional del Periodista con un acuerdo de rechazo a la violencia contra periodistas, una constante en los 87 días de protestas en el contexto de la ruptura constitucional y de libertades restringidas en Venezuela.

Situación violenta en la AN el Día Nacional del Periodista

Estos hechos fueron cometidos por simpatizantes oficialistas, quienes tomaron a la fuerza las puertas del Capitolio en Caracas, y por más de cuatro horas mantuvieron cercados a diputados, personal de prensa y equipos reporteriles que estaban en la sesión.

Alicia de la Rosa, periodista y jefe de prensa de la Asamblea Nacional, terminó con una quemadura leve en la cintura por juegos pirotécnicos que le lanzó a la salida del parlamento un grupo de simpatizantes oficialistas, quienes mantuvieron una actitud violenta durante la tarde y parte de la noche.

De acuerdo al relato que ofreció De la Rosa a IPYS Venezuela, esto ocurrió luego a las 9:30 de la noche. Alrededor de 30 personas que estaban en la Asamblea Nacional pudieron salir de la sede del hemiciclo hasta la sede de Pajaritos, donde están las oficinas administrativas del Parlamento. La salida fue posible a través de un cordón humano que armó la Guardia Nacional Bolivariana para protegerlos de los grupos paramilitares (colectivos) identificados con el gobierno nacional.

En ese mismo momento, Manuel Trujillo, reportero de la televisora digital Vivoplay, caminó hasta su camioneta y se dio cuenta de que “había sido destruida”. A su carro personal, en el que se movilizó para cubrir la sesión parlamentaria, le rompieron los vidrios y le dañaron los cauchos, denunció el periodista a IPYS Venezuela.

Manuel Trujillo contó que a las 7 de la noche, mientras estaban “secuestrados” en la sede del parlamento, recibió una llamada de un chofer de Vivoplay que estaba en otro vehículo, y estaba cuidando el carro del reportero, para decirle que se tenía que ir porque “simpatizantes oficialistas”, bajo “amenazas” le advirtieron que “se fuera del lugar” donde se encontraba, en la esquina de San Francisco, centro de Caracas, muy cerca de la sede del Parlamento. Trujillo también vio que el carro oficial de Venevisión también sufrió daños.

Eran las cinco de la tarde

La violencia comenzó a las 5 de la tarde, cuando funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana golpearon, con el escudo del equipo antimotín, a Alexandra Castillo Lugo. La agresión sucedió luego de que el equipo de prensa y los diputados se dieran cuenta de que “funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana estaban ingresando al hemiciclo cajas identificadas como de material electoral”, cuya procedencia se desconocía, de acuerdo a lo que relató Alicia de la Rosa. En ese momento, funcionarios militares también agredieron a las diputadas Delsa Solórzano y Dennis Fernández.

Estos incidentes provocaron que se suspendiera la sesión parlamentaria en la que se tenía previsto presentar un acuerdo en rechazo a las agresiones contra periodistas. Estaban invitados representantes de la Alianza para la Libertad Expresión. El orador de orden sería Marcelino Bisbal, comunicólogo y director de publicaciones de la Universidad Católica Andrés Bello.

En ese momento, colectivos identificados con el oficialismo tomaron los accesos del parlamento. Según los relatos de los reporteros, los simpatizantes del gobierno lanzaban juegos pirotécnicos y gritaban consignas que decían “que no los iban a dejar salir” de la sede legislativa.

Los periodistas coincidieron en afirmar que ante este cerco los funcionarios militares que se encontraban dentro del hemiciclo prefirieron inhibirse y les dijeron que “tenían órdenes de no actuar”.

Alicia de la Rosa contó que esta es la segunda agresión que reciben trabajadores de prensa de la Asamblea Nacional en menos de una semana. El 23 de junio, Julio Rojas y Luis Dávila, fotógrafos, fueron agredidos al frente del Parlamento por simpatizantes oficialistas, en el momento que se realizaba una protesta contra las violaciones a la Constitución Nacional, en las que ha incurrido el gobierno nacional y lo ubican al margen de la democracia y la legitimidad.

Ver también

CIJ: El TSJ venezolano está al servicio del poder ejecutivo

“La Corte Suprema de Justicia de Venezuela ha dejado de actuar como una corte independiente …