Inicio / Alerta / Lanzaron bomba molotov al estacionamiento del diario Versión Final

Lanzaron bomba molotov al estacionamiento del diario Versión Final

IPYS Venezuela advierte que los ataques contra las sedes de los medios de comunicación ponen en riesgo la integridad y seguridad de los periodistas, y atentan contra el derecho a la información

Un explosivo incendió cuatro carros en la sede del diario Versión Final

A las 4.40 de la tarde del 29 de agosto, un motorizado pasó casi al ras del portón principal del diario Versión Final, ubicado en Maracaibo, estado Zulia, y el copiloto lanzó algo hacia el estacionamiento. Segundos después, estallaron un Hyundai verde, un Nissan Sentra plateado, un Yaris rojo y una Terios gris. El fuego alcanzó la pared blanca, así quedó registrado en los vídeos de las cámaras de seguridad de este medio impreso.

Trabajadores contaron a IPYS Venezuela que quienes estaban en la recepción corrieron al escuchar el estruendo. Lo mismo hizo el personal de Mantenimiento y de Transporte que estaba del otro lado del parqueadero. No hubo lesionados. Aunque a una bedel le dio una crisis de nervios y una periodista sufrió una crisis de asma, que fue atendida en una clínica.

Raúl Semprún, jefe de Información, y Neiro Palmar, jefe de Investigación, contuvieron a los reporteros en la redacción. Ellos bajaron a ver qué sucedía: sus dos vehículos ya estaban arropados por el fuego.

Llegó un equipo de Bomberos de Maracaibo y también los uniformados del Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia (Cpbez). El fuego cesó y los vehículos quedaron totalmente destruidos. El explosivo utilizado fue una bomba molotov.

Segundo ataque a Versión final en un año

Se presume que el hecho guarda relación con la cobertura de un suceso del lunes 28 y que el diario publicó en la versión impresa del día siguiente, en la que se relata el enfrentamiento entre un supuesto sicario, perteneciente a la banda de Tirso Meleán, y las fuerzas de seguridad en la casa que fue residencia de “Antonito” Meleán, aparentemente ganadero y presunto líder de negocios ilegales. Palmar señala que esa posiblemente fue la causa del ataque. “En 2015, Tirso Meleán -hijo de “Antonito”- había amenazado un con ataque si se volvía a publicar algo de ellos. Más nada sucedió y no ocurrió nada, hasta ayer”.

Este es el segundo hecho de violencia que se presenta en la sede de este periódico local en lo que va de año. El 3 de mayo de 2017, funcionarios policiales ingresaron con violencia a la sede del rotativo buscando a un empresario local, quien minutos antes acompañaba al propietario del medio Carlos Alaimo y a quien hirieron en una persecución.

IPYS Venezuela advierte que los ataques contra las sedes de los medios de comunicación ponen en riesgo la integridad y seguridad de los periodistas, y atentan contra el derecho a la información.

Ver también

CIJ: El TSJ venezolano está al servicio del poder ejecutivo

“La Corte Suprema de Justicia de Venezuela ha dejado de actuar como una corte independiente …