Inicio / Alerta / Miliciano impide a periodista recabar quejas de pacientes en Hospital de Maturín

Miliciano impide a periodista recabar quejas de pacientes en Hospital de Maturín

  • En el estado Monagas Ipys Venezuela registró 16 alertas por restricciones a la libertad de expresión y acceso a la información durante 2016

A la periodista Lidia Marín no se le permitió el acceso al cuarto piso del Hospital Universitario de Monagas “Dr. Manuel Núñez Tovar” para registrar las denuncias de los pacientes afectados por supuestos retrasos en la realización de cirugías traumatológicas.

Hospital Universitario de Monagas “Dr. Manuel Núñez Tovar”. Cortesía El Periódico de Monagas

Las restricciones a las labores periodísticas y de acceso a la información pública contra Marín fueron perpetradas por un miembro de la Milicia Nacional Bolivariana el pasado domingo, 5 de febrero.

La reportera contó a IPYS Venezuela que ese día se dirigió al centro asistencial a recabar la denuncia de los propios afectados luego de recibir reportes de familiares de los pacientes, quienes llevan meses esperando se les intervenga quirúrgicamente porque se dañó el identificador de imágenes del Servicio Autónomo de Traumatología.

Sin embargo, un miliciano de apellido Contreras le negó el acceso a esta área del principal hospital de Monagas y el único tipo cuatro de la entidad oriental.

“Iba a hablar con los pacientes, pero el funcionario me dijo que para acceder al cuarto piso necesitaba la autorización de la dirección del Hospital. Después llamé al director del centro asistencial, Luis Briceño, quien no me respondió pese a los reiterados intentos”, relató Marín.

La periodista, quien cubre las fuentes de salud y educación en El Oriental de Monagas, explicó que no son todos los miembros de la milicia -cuerpo civil y armado de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en labores de seguridad y resguardo de entes públicos- los que aplican estas restricciones. Por ejemplo, el 7 de febrero, dos días después del incidente, la periodista logró acceder sin contratiempos a las diferentes áreas del centro hospitalario.

En Monagas, ubicado a 500 kilómetros de Caracas al este de Venezuela, el año pasado IPYS Venezuela reportó 16 alertas, cuatro de ellas relacionadas con el impedimento a los periodistas de acceder al “Núñez Tovar”.

Las restricciones de acceso a los recintos públicos y a la cobertura informativa sobre temas relacionados con el sistema de salud venezolano se suman a la política gubernamental de no publicar el boletín semanal epidemiológico que resume la situación sanitaria del país. Desde el 2 de noviembre de 2015 los venezolanos desconocen datos estadísticos sobre la incidencia de enfermedades en la población.

Estas prácticas discrecionales de miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana son contrarias al espíritu de la constitución venezolana que protege y garantiza en sus artículos 57 y 58 el derecho a la libertad de expresión y el acceso a la información de interés público y también se oponen a los mandatos del Sistema Interamericano sobre Derechos Humanos.

El numeral 2 de la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la Organización de Estados Americanos (OEA) establece que toda persona tiene el derecho a buscar, recibir y difundir  información que sea de interés público; de igual manera, el numeral 4 establece que los Estados deben garantizar el acceso a la información de interés público bajo su poder.

Ver también

CIJ: El TSJ venezolano está al servicio del poder ejecutivo

“La Corte Suprema de Justicia de Venezuela ha dejado de actuar como una corte independiente …