Inicio / Alerta / Reportero permaneció detenido 6 horas en Destacamento 53 de la GNB de Cumaná

Reportero permaneció detenido 6 horas en Destacamento 53 de la GNB de Cumaná

  • La Fiscalía del Ministerio Público sugirió al reportero no hacer denuncias. Debe presentarse en una Mesa de Trabajo con las autoridades el lunes 17 de abril.

Con información de Nayrobis Rodríguez para El Pitazo. / Equipo IPYS Venezuela
 Leyenda: Familiares y conocidos de las personas detenidas esperaban su liberación frente al Destacamento 53 de la GNB. Foto Nayrobis Rodríguez.
Funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), cuerpo de seguridad del Estado obligaron a borrar dos fotografías a José Gregorio Rengel, periodista que presta servicios al legislador y dirigente de Primero Justicia (PJ), Paúl Elguezabal, luego que fuese detenido el 13 de abril de 2017, junto a otras nueve personas, poco antes de comenzar una marcha convocada por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en Cumaná, estado Sucre.

El reportero José Rengel fue detenido a las diez de la mañana del 13 de abril en la avenida Gran Mariscal, al este de la ciudad de Cumaná, cuando se encontraba reunido con un grupo de jóvenes actividades de partidos políticos de oposición que participarían en la marcha convocada para ese día.

Una de las jóvenes que se encontraba en el lugar, Vanessa Nadales, relató que los funcionarios de la GNB llegaron a bordo de 15 motocicletas y un convoy, comenzaron a herir a los activistas y procedieron a detenerlos. Entre ellos, se encontraba un menor de edad y el periodista José Rengel, quien se identificó como periodista, aunque no estaba cumpliendo funciones informativas en el momento de su detención.

El legislador Paúl Elguezabal y el secretario general de PJ, Juan Barrozzi, acudieron a la sede del Destacamento 53, sitio en el que les impidieron contactar a los detenidos hasta las 12:30 de mediodía, hora en la cual cedieron el paso de alimentos y agua a los jóvenes. El patólogo de guardia determinó que ocho de los 10 detenidos presentaban traumatismos y hematomas en rostro y tórax, tras ser golpeados con cascos y armamento. Entre los golpeados está el periodista José Rengel.

El diputado Robert Alcalá y el coordinador regional de Voluntad Popular (VP), Juan Rodríguez, acudieron a la Fiscalía del Ministerio Público a solicitar al fiscal general regional, Mervin Ortega, la liberación de los estudiantes.

Bajo cargos de no acatar la medida cautelar que le prohibía manifestar y por resistirse a la autoridad, los efectivos militares negaron la liberación del reportero durante las primeras tres horas de su detención. A las tres de la tarde, el reportero fue liberado junto a otros siete activistas.

En conversaciones con IPYS Venezuela, Rengel denunció la arbitrariedad de la detención en su contra y de los manifestantes. El reportero, quien presentó una lesión en unos de sus brazos, aseguró que lo obligaron a borrar dos fotografías que registró acerca de la actividad ciudadana. También denunció que, debido a su trabajo periodístico con políticos de la región, los efectivos lo despojaron de su teléfono celular y revisaron su contenido. Luego de su liberación, le fue entregado el equipo con la advertencia de que no lo usara, pues el mismo sería intervenido.

Rengel informó que desde la Fiscalía del Ministerio Público (MP) lo asesoraron para que no formulara denuncias y le exigieron presentarse el próximo lunes 17 de abril en una Mesa de Trabajo con las autoridades en materia de seguridad.

El secretario juvenil de Primero Justicia, Reynaldo Márvez Blanco y el activista Carlos Albornoz, quienes permanecieron 24 horas detenidos, fueron liberados con medida cautelares, luego de su audiencia de presentación en el Ministerio Público, poco antes de la una de la tarde del viernes 14 de abril de 2017.

Ver también

Cobertura bajo riesgo | Marzo – junio 2017

El balance de las libertades informativas en el contexto de manifestaciones entre marzo, abril, mayo y …