Inicio / Alerta / Reporteros fueron amedrentados durante cobertura informativa

Reporteros fueron amedrentados durante cobertura informativa

  • Funcionarios de la GNB limitaron la cobertura informativa a los trabajadores de la prensa, mientras que simpatizantes oficialistas y presuntos colectivos armados los amenazaron para que dejaran de registrar los hechos

El 20 de diciembre de 2016, funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y simpatizantes oficialistas obstaculizaron el trabajo periodístico de Luis Gonzalo Pérez, reportero del portal web Caraota Digital, y Rafael Hernández, reportero multimedia de la televisora NTN24, cuando intentaban hacer cobertura a las afueras del Banco Central de Venezuela (BCV), principal autoridad económica en el país. El hecho ocurrió en Caracas, ciudad capital del país, en horas de la mañana.

Luis Gonzalo Pérez, reportero de Caraota Digital, relató a IPYS Venezuela que trabajadores de varios medios de comunicación social acudieron a la sede del Banco Central de Venezuela para hacer cobertura a los diputados miembros de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional (AN), quienes solicitaban una reunión con el presidente del organismo, Nelson Merentes, para conversar sobre lo acordado por el Parlamento el 19 de diciembre pasado.

En sesión plenaria, la Comisión Delegada de la Asamblea Nacional exigió la prolongación del nuevo cono monetario y propuso el inicio de una investigación por parte de la Comisión de Finanzas para determinar la responsabilidad del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, el Gabinete Económico y el directorio del Banco Central de Venezuela por los hechos de violencia recientemente registrados en varios estados del país.

Por más de 40 minutos, los diputados esperaron que les fuese dado el acceso para ingresar a la sede del órgano estatal. Un cordón de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) impedía el paso a los diputados.

A los pocos minutos, un grupo de personas que viven en los edificios cercanos comenzaron a lanzar objetos a la calle. Los reporteros y los diputados debieron resguardarse por momentos.

Un funcionario de la GNB intentó impedir que el reportero multimedia de la televisora NTN24, Rafael Hernández, grabara una discusión verbal que sostenía con el diputado Rafael Guzmán.

Poco después, un grupo de simpatizantes oficialistas y colectivos presuntamente armados se acercaron al lugar.

El reportero Luis Pérez relató a IPYS Venezuela que un grupo de simpatizantes oficialistas se acercaron con la intención de agredir a los diputados. Entre estas personas, un hombre que portaba una camisa color beige hizo ademán de sacar un arma de fuego al mismo tiempo que exigía a los trabajadores de la prensa que dejaran de grabar el hecho. El reportero aseguró haber visto la cacha del arma de un arma de fuego.

“Cuando el hombre se levantó la camisa con la intención de sacar el arma, un funcionario de la Guardia lo persuadió para que no lo hiciera”, aseguró.

Los reporteros se acercaron al General de Brigada, Fabio Zavarse Pabón, quien al parecer comandaba el contingente de la Guardia Nacional Bolivariana en el lugar, para exigir la detención de este sujeto.  “¿No ves que nos están agrediendo? Si yo te muestro en video que ese mismo tipo intentó robarme el 23 de octubre pasado, cuando intentaron tomar la Asamblea Nacional a la fuerza, ¿lo detendrías?”, dijo el reportero Luis Gonzalo Pérez, de Caraota Digital. El reportero le mostró al funcionario el material.

Rafael Hernández de NTN24 recordó haber visto al sujeto que destacaba entre los demás, pero no pudo visualizar el arma de fuego.

Ante la intención de estas personas de atacar el vehículo en el que se desplazaban los diputados, estos decidieron retirarse del lugar.

Una funcionaria de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), quien reconoció a Pérez, como trabajador de la prensa, le sugirió que se retirara del lugar porque los hombres que habían llegado los iban a robar. El reportero le reprochó a la funcionaria que debía detener a estas personas, pero ella respondió: “Sabes que no puedo hacer eso, móntate en la moto y vete ya”.

El reportero aprovechó que el motorizado que cumple funciones para Caraota Digital pasaba y abordó la motocicleta.

El reportero Rafael Hernández también se retiró del lugar.

Reportero fue despojado de su cámara en Vargas

José Manuel Diz, reportero gráfico de La Verdad de Vargas, relató a IPYS que fue agredido por funcionarios policiales que lo arrojaron al suelo para despojarlo de su cámara fotográfica cuando registraba imágenes de un enfrentamiento entre efectivos y un grupo numeroso de personas que esperaban comprar harina de maíz precocida en el sector La Páez de Catia La Mar, estado Vargas.

Diz aseguró que una funcionaria policial se le acercó y le preguntó a qué medio pertenecía  y porqué motivo tomaba de las fotografías. El reportero respondió que solo estaba haciendo capturas generales del hecho. La funcionaria se retiró.

Pocos segundos después, dos funcionarios lo abordaron y lo tiraron al suelo y lo despojaron de su cámara. Diz logró sacar a tiempo la memoria de su equipo de trabajo.

Ante este hecho, el reportero acudió a la Fiscalía para denunciar el hecho. Representantes de La Verdad de Vargas mediaron y lograron recuperar la cámara.

Libertad de expresión

Estos hechos representan un uso abusivo del poder estatal que vincula la función militar con limitaciones de acceso a la cobertura de calle, así como una  amenaza y una limitación por parte de simpatizantes oficialistas con fines intimidatorios contra trabajadores de la prensa.

El derecho a la libertad de expresión y el derecho a la información se encuentran consagrados en los artículos 57 y 58 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, los cuales establecen que toda persona tiene derecho a la comunicación libre y plural sin censura.

El numeral 5 de la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la Organización de Estados Americanos (OEA) establece que la censura previa, la presión directa e indirecta sobre cualquier expresión, información u opinión a través de los medios de comunicación, deben estar prohibidas por la ley.

En su numeral 9 establece que los hechos de agresión, amenazas e intimidación a los comunicadores sociales violan los derechos fundamentales de las personas y coartan severamente la libertad de expresión.

Ver también

CIJ: El TSJ venezolano está al servicio del poder ejecutivo

“La Corte Suprema de Justicia de Venezuela ha dejado de actuar como una corte independiente …