Inicio / Alerta / Táchira: policías hostigan a cuatro periodistas al finalizar marcha

Táchira: policías hostigan a cuatro periodistas al finalizar marcha

  • Corresponsales de El Pitazo, El Estímulo, Vivo Play y AFP fueron amedrentados por la policía regional

Cuatro periodistas fueron hostigados por funcionarios de la policía del estado Táchira

El 13 de mayo de 2017 cuatro periodistas fueron hostigados por funcionarios de la policía del estado Táchira mientras daban cobertura periodística a la “Marcha por los barrios” convocada por la Mesa de la Unidad Democrática en San Cristóbal.

En medio de una confrontación, cuando la marcha llegó a la Brigada de Orden Público (BOP), un funcionario policial apuntó con un escopetín a Lorena Bornacelly, reportera de la Televisora Regional del Táchira y corresponsal de El Pitazo, y a Annie Duarte, también reportera de TRT y corresponsal de Vivo Play.

Ambas periodistas corrieron a resguardarse detrás de un muro del efecto de gases lacrimógenos cuando el policía les lanzó una bomba lacrimógena, se acercó y las apuntó para que se fueran.

“El policía se me acercó y me apuntó para decirme que me saliera de ahí o me disparaba. Como tenía la máscara antigas no podía ni hablar para decir que era periodista y solo mostraba el carnet”, relató Bornacelly.

Minutos después, Rosalinda Hernández, reportera del Semanario de Los Andes y corresponsal de El Estímulo, fue señalada por el mismo piquete policial. “Caminé alrededor de una cuadra entre piedras y un excesivo olor a gas lacrimógeno para llegar a la sede policial. Cuando iba a mitad del trayecto pude ver un piquete como de unos 30 policías cerrando el paso, no vi ningún problema en continuar. De pronto empiezan a gritar: ‘¡esa es una, esa en una, láncenle piedras!’”, relató.

“Llegué frente a los funcionarios. Les enseñé mi carnet y les pedí que me explicaran a qué se referían cuando decían ‘esa es una’. Nadie me respondió. Les dije que por qué me van a lanzar piedras. Yo estoy trabajando, no estoy haciendo nada más”.

Antes de estos hechos, a Daniel Cáceres, periodista y videografo de la Agencia Francesa de Prensa (AFP), los policías le lanzaron “muy cerca” una bomba lacrimógena que cayó en sus pies, pero logró esquivar.

Los cuerpos de seguridad del Estado deben garantizar la seguridad a los periodistas en la cobertura de más manifestaciones y no limitar ni bloquear la búsqueda y difusión de información. La hostilidad contra el libre ejercicio del periodismo vulnera el derecho a la libre expresión contemplado en los artículos 57  y 58 de la Constitución Nacional.

 

Ver también

CIJ: El TSJ venezolano está al servicio del poder ejecutivo

“La Corte Suprema de Justicia de Venezuela ha dejado de actuar como una corte independiente …