Inicio / Alerta / Vargas: Detuvieron a reportero en protesta oficialista

Vargas: Detuvieron a reportero en protesta oficialista

  • IPYS Venezuela registra 12 detenciones arbitrarias contra equipos reporteriles en el contexto de protestas ciudadanas en ocho estados del país

A tempranas horas del domingo 23 de abril de 2017, funcionarios de la Guardia Nacional detuvieron a Víctor Mavarez, periodista de Somos La Guaira, cuando intentaba protegerse de las agresiones físicas perpetradas por simpatizantes oficialistas en el distribuidor El Trébol del estado Vargas. El reportero permaneció dos horas detenido en una delegación policial de la parroquia Carlos Soublette.

Leyenda: El reportero acudió a dos actividades, una de oposición y otra del oficialismo en el distribuidor El Trébol. Foto Noticias Diarias.

En conversaciones con IPYS Venezuela, el reportero Víctor Mavarez, relató que en horas de la mañana acudió al lugar para cubrir dos concentraciones de los sectores oficialistas y de oposición.

Después de registrar el testimonio de simpatizantes opositores, se acercó a la concentración oficialista. Fue ahí cuando tres personas lo abordaron preguntándole las razones por las cuales se encontraba en el sitio. Rápidamente comenzaron a acercarse varias personas que rodearon al reportero y comenzaron a agredirlo físicamente.

Al reportero lo despojaron de un bolso en el que cargaba documentos personales, dinero en efectivo y sus herramientas de trabajo, como una libreta de anotaciones y el teléfono celular del medio de comunicación social, y también perdió un zapato.  Un dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), partido de gobierno, intentó mediar con el grupo de personas para que no continuara la agresión contra Mavarez, pero no tuvo éxito.

Un general de apellido Viloria se acercó y protegió al reportero de los agresores, y lo entregó a manos de funcionarios militares. Presuntos funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), quienes vestían de civil y portaban armas de fuego, también abordaron al reportero y rasgaron parte de su ropa mientras lo requisaban.

Mavarez, quien se identificó desde el principio de la agresión como trabajador de un medio de comunicación, advirtió a los funcionarios que tenía una cámara anti gas en su bolso, como herramienta de trabajo para hacer la cobertura. Aun así, estos funcionarios lo señalaron de terrorista y lo amenazaron con presentarlo en tribunales del estado.

El reportero fue trasladado a una delegación policial, ubicada en la parroquia Carlos Soublette, donde permaneció detenido por dos horas en una sala en compañía de otros funcionarios policiales. Después de su liberación, le fueron devueltos su libreta de anotaciones, una máscara anti gas, un celular corporativo, un bolso con documentos personales y uno de sus zapatos. Al reportero le robaron dinero en efectivo, una cámara fotográfica y la memoria extraíble de su teléfono corporativo.

Esta alerta a la libertad de expresión representa 1) una detención arbitraria por parte de cuerpos de seguridad del Estado, 2) una agresión física por parte de simpatizantes oficialistas, 3) una limitación de acceso a la cobertura de asuntos de interés público por hostilidad de grupos sociales, y 4) un robo.

Es inaceptable que los cuerpos de seguridad del Estado actúen contra la integridad física de los periodistas y menoscaben las garantías constitucionales de protección al trabajo reporteril en medio de las protestas ciudadanas; así como impedir la libre búsqueda, recepción y difusión de información de interés público.

 

Ver también

CIJ: El TSJ venezolano está al servicio del poder ejecutivo

“La Corte Suprema de Justicia de Venezuela ha dejado de actuar como una corte independiente …