Inicio / Alerta / Zulia: Golpean a reportero gráfico de Versión Final para quitarle la cámara en la marcha universitaria

Zulia: Golpean a reportero gráfico de Versión Final para quitarle la cámara en la marcha universitaria

  • Aula Abierta repudió la agresión contra una activista de derechos humanos durante la manifestación

  • Un policía regional también golpeó a un periodista de Reporte Confidencial

“Los policías arremetieron contra los que estaban ahí, específicamente contra los camarógrafos y fotoperiodistas”. Fotos Juan Guerrero

Estudiantes, docentes y autoridades de la Universidad del Zulia (LUZ) y otras universidades de la región caminaban por la avenida Las Delicias de Maracaibo en la Marcha Universitaria a la 1 PM del pasado 11 de mayo, cuando unos seis uniformados de la brigada especial del Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia (Cpbez) les hicieron frente.

Los manifestantes fueron el blanco para lanzarles bombas lacrimógenas, pero a los reporteros gráficos que cubrían la concentración los atacaron físicamente. Uno de los uniformados empujó y golpeó a Iván Ocando, fotoperiodista de Versión Final, para quitarle la cámara.

“Uno de los funcionario vio cuando yo estaba haciendo fotos y se me acercó para decirme que me echara para atrás. Me lo repitió varias veces. Se me atravesaba en las fotos y como yo no le paraba, me hacía el loco, se me acercó y me dijo: ‘Dale pa’ atrás’ , yo le dije que no me tocara. Entonces, me empujó con una mano. Yo no le paré y seguí haciendo fotos. Luego me empujó con las dos manos y ahí se acerca un periodista que trabaja con Voluntad Popular para mediar. El chamo le reclamó que por qué me empujaba si yo lo que estaba era trabajando, que no me atropellara. Mientras el chamo está reclamándole al policía, se acerca otro policía y lo empujó a él y lo alejó varios metros de mí. Cuando lo empujó, vino Barrera, que es el encargado del Cpbez, con el arma en la mano a pegarle al pana que se llama Rafael Araujo. Cuando veo que Barrera está corriendo hacia Rafael y Rafa está de espalda, levanté la cámara para hacer la foto y el policía que me había empujado me agarró por el cuello, me intentó quitar el carné. Yo lo apreté, pero me reventó la tira y lo que hice fue proteger la cámara, porque me golpeaba y gritaba que se la diera. Así estuvo varios minutos. Hasta que los colegas de los demás medios se dieron cuenta y comenzaron a hacer fotos del momento. Me empujó y caí en el piso”, relató Ocando a IPYS Venezuela.

Interferencia en el trabajo periodístico

A Lenín Danieri, corresponsal de Televen y de Noticias Caracol en Zulia, no lo golpearon, pero sí interfirieron en su trabajo periodístico. Relató que los policías le quitaron el teléfono a Alejandra Villalobos, activista de Aula Abierta.

Danieri avisó a los estudiantes sobre la agresión a Villalobos, y los estudiantes enfrentaron a los policías, a quienes les quitaron una moto que luego los funcionarios recuperaron. “Los policías arremetieron contra los que estaban ahí, específicamente contra los camarógrafos y fotoperiodistas. Incluso, dieron la orden de que quitaran los teléfonos. En ese momento detuvieron a Juan Diego, un chamo que trabaja para Reporte Confidencial”, contó.

El periodista denunció que los policías le dieron una golpiza al reportero de Versión Final, a Juan Diego y a Rafael Araujo, de Voluntad Popular.

Aula Abierta Venezuela y  la Comisión de Derechos Humanos de la Universidad del Zulia repudiaron a través de un comunicado estos hechos contra activistas, reporteros y manifestantes. “Aula Abierta Venezuela y la Comisión de Derechos Humanos de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad del Zulia repudian los hechos de violación continuada de derechos humanos acaecidos en Venezuela, y en especial los ocurridos luego de la Gran Marcha Universitaria el día 11 de mayo de 2017, donde actuaron funcionarios del Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia y funcionarios con armamento de reglamento sin identificación, presuntamente adscritos a cuerpos de inteligencia”.

También exigió “a las autoridades del Ministerio Público y de los cuerpos de seguridad el cese inmediato de cualquier acción de criminalización de la protesta, represión contra universitarios, y en especial el cese de la práctica continuada de  incautación y apropiación indebida de los equipos de fotografía y filmación de ciudadanos, universitarios y activistas de derechos humanos; práctica reiterada  que busca borrar cualquier evidencia de violación de derechos humanos  que comprometa a autoridades del poder Público y tiene como objeto promover la  impunidad  en Venezuela”.

Esta alerta representa una agresión física y un abusivo del poder estatal para limitar la cobertura de hechos de interés público e intimidar la labor de reporteros y activistas de derechos humanos.

Ver también

APEX deplora el reiterado acoso a la prensa extranjera en Venezuela

En razón a los últimas declaraciones emitidas por voceros del Gobierno de Venezuela y de …