Navegación a la mínima expresión | Condiciones de la calidad de internet en Venezuela

  • Las condiciones con las que cuentan los ciudadanos en Venezuela son precarias, pues ejercen sus libertades en línea en el peor ecosistema digital de América Latina, en cuanto a calidad de acceso a internet

  • IPYS Venezuela y el laboratorio de datos de internet MLAB recogieron más de 6 mil pruebas de velocidad en internet en los 23 estados del  país, que determinaron que  los venezolanos navegan a un promedio de 1,61 Mbps en la Banda Ancha fija (BAF), la cifra más baja de América Latina

Ilustración Camila Agelvis Pons

1. Un problema ciudadano

En medio de la crisis política, económica y social que atraviesa Venezuela los ciudadanos deben ocuparse de atender asuntos urgentes como buscar medicamentos, resolver la merienda de los hijos para ir a la escuela, pensar cuántos kilómetros deben caminar ante la escasez del transporte público, recorrer varios bancos para buscar así sea el billete de más baja denominación en efectivo, u organizarse para protestar por las fallas de algún servicio público. También, piensan en las decisiones políticas frente a la incertidumbre y la desigualdad de condiciones de los comicios presidenciales que aparecen en la agenda para los próximos meses.

Estos son solo algunos de los problemas cotidianos que se repiten en los reportes de los periódicos y medios digitales, en las redes sociales y los comentarios de calle que muestran las dificultades que tienen los ciudadanos frente a la crisis de derechos humanos que enfrenta el país.

A estas preocupaciones se suman las dificultades que tienen los ciudadanos, vinculadas a las precariedades del servicio de internet, que afecta sus actividades cotidianas como informarse, realizar transacciones bancarias, trabajar o comunicarse con sus redes cercanas.

Las condiciones con las que cuentan los ciudadanos en Venezuela son precarias, pues ejercen sus libertades en línea en el peor ecosistema digital de América Latina, en cuanto a calidad de acceso a internet se refiere, según los datos de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal). Este servicio que se considera primordial ha ido en deterioro en los últimos dos años.  Y es que la calidad de la navegación en Venezuela ha caído 0,3 Mbps en los últimos dos años.  El promedio de navegación entre enero y febrero de 2018 se ubicó en 1,6 megabits por segundo (Mbps). Este dato refleja un empeoramiento de las condiciones si se compara con 2016, cuando los ciudadanos rodaban en internet a una velocidad de 1,9 Mbps.

Mientras Venezuela ha perdido calidad en la conexión a Internet, el promedio de navegación de quienes se conectan desde cualquier punto de América Latina, se ubicaba en 5,6 Mbps para el primer trimestre de 2017 , según los datos de Akamai, corporación que se encarga de llevar los registros de la navegación a nivel mundial. La realidad regional muestra un crecimiento sostenido y en 2016 los ciudadanos en red consultaban contenidos en las plataformas digitales a un ritmo de 5,3 Mbps. Esto demuestra el avance que han tenido países vecinos en materia de calidad de navegación en internet, y en este panorama  Venezuela es la excepción.

Así lo reflejan los datos que levantó IPYS Venezuela en su intención de evaluar la calidad de la conectividad en el país, en una jornada especial que se desarrolló del 23 de enero hasta el 6 de febrero de 2018.  La obtención de estos datos se llevó a cabo a través de un test de velocidad desarrollado de manera conjunta con la metodología de Measurement Lab (MLAB), un laboratorio de medición de internet abierto, asociada al New America’s Open Technology Institute, Google Open Source Research y Princeton University’s Planet Lab, que fue alojado en nuestro sitio web www.ipysvenezuela.org y que  los ciudadanos podían libremente tomar desde cualquier computador, tablet o smartphone.

El estudio contó con la colaboración de la Red Nacional de Corresponsales y de miles de ciudadanos voluntarios,  quienes -bajo confidencialidad- se sumaron a esta iniciativa para levantar una bitácora conjunta y erigir un diagnóstico de la calidad del internet en todo el territorio nacional.

Se realizaron una serie de pruebas de velocidad en internet de carga (upload) y descarga (download) en los 23 estados del  país, en la que se pudo constatar que los venezolanos navegan diariamente a un promedio de 1,61 Mbps en la Banda Ancha fija (BAF), es decir desde las conexiones tradicionales de casas, oficinas y otros centros de conexiones. Mientras que solo pueden alcanzar 2,3 Mbps desde celulares y dispositivos, que se conectan a través de  la Banda Ancha Móvil (BAM).

Esta jornada de medición contabilizó 360 horas ininterrumpidas de monitoreo. Los resultados obtenidos tras las 6.181 pruebas recabadas son un indicador de la precariedad de la navegación en el país.

En comparación con el historial de la velocidad promedio venezolana durante los últimos años, las pruebas fueron analizadas bajo el criterio de tres categorías: buena conexión: por encima de 4 Mbps;  conexión media: entre 1 y 4 Mbps; limitada o baja conexión: inferior a 1 Mbps.

De total evaluado se obtuvo que 10,5% presentó buena conexión, 67,64% presentó una conexión media, mientras que 21,86 % limitada/baja conexión.

Al menos 3 de cada 10 usuarios en este operativo se conectaron a internet pero en condiciones que no son aceptables según los estándares internacionales. Es decir, 2,86% de las conexiones  registró una velocidad menor a 256 kilobytes por segundo (kbps). Esta velocidad no puede ser considerada Banda Ancha según estimaciones de la Cepal, lo que se traduce en un rito de conexión inaceptable. La categorización de Banda Ancha obedece a velocidades superiores a 256 kbps en el caso de la Banda Ancha Fija (BAF) y de tecnología al menos de tercera generación (3G) en la Banda Ancha Móvil (BAM).

Niveles de precariedad

Cantv, que es el principal proveedor estatal de servicio de internet de Venezuela, mostró una de las mayores deficiencias en este lapso de medición. Su servicio reportó un promedio de  2,2 Mbps de descarga y 5,7 Mbps de carga. El servicio Cantv solo pudo ser considerado mejor frente a Supercable, que es un proveedor privado, que obtuvo 1,04 Mbps de descarga y 5,3 Mbps de carga, en promedio, la cual es considerada una condición limitada.

De los proveedores considerados tradicionales, Inter obtuvo el mejor registro con  un promedio de 2,5 Mbps de descarga y  9,0 Mbps de carga, lo cual lo ubica entre las conexiones de mediana calidad.

Las pruebas efectuadas tanto en Banda Ancha Móvil (BAM) como en fija (BAF) reflejaron que el operador con mejor velocidad fue Wifisolution una compañía de telecomunicaciones de servicio dedicado de internet con sede en Caracas, que reportó 9,6 Mbps descarga (download) promedio y 2,8 Mbps de carga (upload), seguido por NetLink América con 8,8 Mbps de descarga y 9,6 Mbps de carga. Ambas mediciones representan registros inusuales en comparación con el promedio de las conexiones registradas.

 

Los puntos más débiles de conexión móvil se reportaron desde las conexiones de Digitel, que es uno de los proveedores privados. Este ISP tuvo un promedio de  0,2 Mbps de descarga y 1,01 Mbps de carga, lo cual lo ubica en las conexiones limitadas. Esto ocurre, pese a que esta red móvil cuenta con tecnología de cuarta generación, conocida como LTE, disponible en 19 ciudades del país. Movilnet, que es una teleoperadora estatal, registró una conexión deficiente con un registro de 0,8 Kbps de descarga y 13,6 Kbps de carga. Entre tanto, Movistar obtuvo un registro superior con 2,8 mbps de descarga y 5,7 Mbps de carga, lo cual lo pondera como una mediana conectividad, a pesar que tiene un alcance de tecnología de cuarta generación en tres ciudades del país, de acuerdo de los datos de IPYS Venezuela.

Conexión centralizada

La centralización se hace evidente al analizar los datos de la conectividad en Venezuela. La ciudad con un registro de conexiones medianas  fue Caracas con 2,8 mbps de carga y 4,3 mbps de descarga. A pesar de ser la capital del país, tiene índices que significan la mitad del promedio de América Latina.

Además de ello, aún persiste una brecha en el acceso a internet por regiones, de acuerdo a los datos oficiales. Durante el periodo de medición se observó que el sector con mayores deficiencias de conectividad se ubicó en las zonas rurales de los estados Trujillo, Lara y Zulia. En este último estado, Digitel obtuvo el peor registro de toda la medición con 0,09 Mbps de descarga y 0,05 Mbps de carga. Además de la infraestructura en estas zonas existen limitaciones en la tecnología de los móviles que usan los ciudadanos.

Las conexiones desde la estatal Cantv en zonas rurales se situaron por debajo del promedio nacional y obtuvieron 54% de las conexiones más bajas reportadas, todas con cifras inferiores a 1 Mbps, lo cual muestra la precariedad del servicio.

Mientras tanto las conexiones consideradas óptimas que oscilaron entre más de 5 y 15 megabits por segundo, fueron selectivas y se reportaron en el Área Metropolitana de Caracas, Diego Ibarra (Carabobo), Maracaibo (Zulia), Maturín (Monagas), Ciudad Bolívar (Bolívar), Mérida (Mérida) Municipio Girardot  (Aragua) y Municipio Jáauregui (Táchira) . De estas  pruebas, la mayoría corrieron bajo el servicio de la redes fijas de Inter, Netuno; el servicio móvil de Movistar, así como de CIX, una empresa de internet dedicado ubicada en el estado Monagas, al oriente del país.

La velocidad pico máxima de descarga encontrada durante los 15 días de jornada alcanzó 32,1 Mbps de descarga y se reportó en el servicio CANTV en el estado Carabobo.

El último de la región

Estas deficiencias de la conexión a internet  han hecho que la navegación se reduzca a la  mínima expresión en Venezuela, mientras los ciudadanos se han refugiado en las plataformas digitales y redes sociales como vías para sortear la censura y presiones que ha impuesto el gobierno, de acuerdo a los análisis que ha hecho IPYS Venezuela. No fue fortuito que en 2017 el reporte de Freedom House calificara a Venezuela como “No libre” con respecto a las libertades en red,  en el período 2016 y 2017.

Los datos obtenidos por el Measurement Lab (MLAB), entre enero y febrero de 2018,  también reflejan el letargo de Venezuela en materia de conectividad. Los registros ubican a Venezuela último lugar en el análisis de 10 países a los que le hace seguimiento este laboratorio de internet.  Este país, incluso, tiene promedios de conexión justo debajo de Bolivia (1,78 mbps) y Surinam (2,42mbps).

Estos datos comprobaron que la navegación en Venezuela fue diez veces menor que la de Costa Rica, y estuvo por debajo a la calidad del servicio que ofrecen países como Panamá, Perú, Guyana, Colombia y Ecuador.

Esta misma realidad la refleja la Cepal en su informe Estado de la banda ancha en América Latina y el Caribe 2016, en el que refería que, para ese momento, Venezuela mostraba síntomas de precariedad en la calidad de la navegación, pues para 2012 el resto de América Latina corría a una velocidad de internet  con un promedio de 4,13 Mbps.

Esto posicionó a Venezuela como la sexta velocidad en Suramérica en 2012. Esta situación fue en declive y para el cierre de 2015, el país se apoderó del último lugar del ranking,  con una velocidad promedio de 2,31 Mbps, frente a 7,26 Mbps del resto de la región.

2.- Puerto de partida

Mínima expresión: bitácora de la navegación en Venezuela  complementa el mapa de la calidad de la velocidad en el país. Esta investigación forma parte de un esfuerzo sostenido de esta organización de realizar un diagnóstico sobre el acceso a internet en Venezuela.

La metodología utilizada estuvo en construcción a partir de dos jornadas de mediciones colaborativas durante los comicios electorales de 2017, el 15 de octubre (elección de gobernadores) y el 10 de diciembre (elección de alcaldes)  cuando se efectuaron una serie de pruebas de velocidad en más de 20 estados del país gracias a la participación de la Red Nacional de Colaboradores y de ciudadanos que se sumaron al proceso.

Durante la jornada electoral del 15 de octubre IPYS Venezuela obtuvo 208 pruebas de 17 estados del país, registrando un promedio de navegación de 1,38 Mbps. Los resultados arrojaron que únicamente 3,85%, presentaron buena conexión (por encima de 4 Mbps), un 31,73% presentó conexión media de (1 Mbps hasta 4 Mbps)  y 64,42% limitada/baja conexión” (por debajo de 1 Mbps).

En la medición del 10 de diciembre se obtuvieron 326 pruebas registradas en 20 estados para un promedio de navegación de 1,5 Mbps. Un 8,2% presentaron buena conexión, 24% presentó una conexión media y que 67,8 % limitada/baja conexión por debajo de 1 Mbps.

En la más reciente jornada la variación con respecto a las mediciones efectuadas en los contextos electorales de 2017 fue mínima al pasar de  1,38 Mbps y 1,5 Mbps, respectivamente al ubicarse en 1,61 Mbps durante los días de monitoreo de enero y febrero de 2018. Este dato da cuenta que no existe una discrepancia de las condiciones del servicio en jornadas de gran saturación, como los procesos electorales, a las consideradas normales que han tenido seguimiento en días continuos.

3.- Brújula de navegación

La capacidad de la banda ancha para apalancar el desarrollo económico, político y social ha sido una prioridad para organizaciones internacionales y gobiernos de distintas latitudes. Diversas instancias han apostado al desarrollo del acceso a la información y el desarrollo de la sociedad del conocimiento, para lo cual  la Banda Ancha, que es la autopista de navegación de internet, juega un rol fundamental, debido a que ha ayudado en el proceso de empoderamiento de sectores menos favorecidos y a la deliberación democrática.

En Venezuela la libertad de la red se ha visto amenazada en los últimos años por disminución de la velocidad de internet, bloqueos de portales web y restricciones en plataformas de redes sociales en períodos de conflictividad política y social. Todo ello, en un escenario  en el que el gobierno venezolano ha reaccionado  a  la migración de las audiencias que han dejado de lado los medios tradicionales como fuente primaria de información, para refugiarse en la web buscando sortear las medidas de censura y autocensura.

La  conectividad a internet en el país ha venido cayendo a niveles mínimos durante el último quinquenio, en lo que respecta a la asequibilidad y la accesibilidad.  IPYS Venezuela determinó en 2016, con la investigación Navegar con Libertad: Perspectivas de la red en Venezuela que se observaba una la disminución de la velocidad de las conexiones que para 2012 se ubicaba en 1,95 Mbps.

La crisis en la red

La profundización de la crisis económica de Venezuela durante 2017 limitó aún más la libertad en la red. El control de cambio y las restricciones económicas, así como los índices inflacionarios y la deuda que acumula el Estado con proveedores  internacionales del sector de telecomunicaciones, ha ocasionado el aceleramiento del declive de la industria y, por consiguiente, de la calidad del acceso y calidad de las conexiones, de acuerdo al análisis que realizan especialistas y técnicos del área de internet y de telecomunicaciones.

A ello se suma el estancamiento del país en la cobertura geográfica. La cifra oficial de penetración de internet en Venezuela es de 62%, según Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) hasta el primer trimestre del año 2017. Mientras el número de usuarios activos se estima en 16.401.033, lo cual significa una disminución de 3.630.558 usuarios en los últimos dos años. Este dato además, refleja que más de 15 millones de venezolanos, que representa la mitad de la población, están desconectados.

Las cifras de penetración de la banda ancha móvil durante los últimos años en el país han presentado una disminución según las estimaciones de Akamai en su informe “State of the Internet – Connectivity Report, Q1 2017,” que fue de 102% en el año 2012, a 87% en 2016.

Según cifras oficiales de Conatel de suscriptores a telefonía móvil de 2016 y 2017, se estiman 86 líneas activas por cada 100 habitantes. Movilnet es el proveedor que presenta el 48,6% del mercado, mientras que Movistar (Telefónica) ocupa con 35,4% y Digitel 16,0%.

Los suscriptores totales de telefonía móvil para el año 2017 se situaron en 28.451.182, unos 529.594 usuarios menos que para 2016, cuando la cifra cerró en 28.980.776 suscriptores.

Desde el año 2014 se evidencia una progresiva disminución de suscriptores a líneas móviles al pasar de 32.019.086 (2014), a 30.633.542 (2015), 28.980.776 (2016)  y 28.451.182 (2017) para  un total de 2 millones 182 mil 360 suscriptores menos en los últimos 4 años.

En 2016 representantes de las teleoperadoras Digitel y Movistar, declararon que como consecuencia de los controles cambiarios se habían visto obligados a frenar sus inversiones en el mantenimiento necesario de las redes, por ello, debieron eliminar los servicios de larga distancia internacional y de roaming.

Alerta máxima

La Cámara de Empresas de Servicios de Telecomunicaciones (Casetel) desde el año 2013 alerta sobre un inminente colapso del sector, debido a la poca inversión para renovar la plataforma tecnológica, la imposibilidad de acceder a divisas, en un mercado en el que el mantenimiento de gran parte de esta área se realiza en dólares, esto unido a la fuerte distorsión entre los costos reales del servicio y la facturación que cancela el usuario.

Para 2016, se estimaba que la liquidación anual de divisas para mantener las operaciones en un nivel óptimo debía rondar entre 1 millardo y 1,5 millardos de dólares debido a la gran dependencia de componentes importados y servicios de mantenimientos internacionales. Sin embargo, según información de los voceros oficiales del sector, desde 2013 las empresas no recibían liquidaciones en moneda extranjera por parte del órgano encargado de las asignaciones para aquel entonces Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex).

Ricardo Martínez, presidente de Casetel en 2017 en entrevista concedida al diario El Nacional, refirió que este problema es consecuencia de la deuda que ha acumulado el Estado venezolano, con proveedores internacionales de las empresas de telecomunicaciones que para 2016 se estimaba en 700 millones de dólares. Otro de los factores que, a su juicio, inciden en ello es la falta de reinversión en este sector, que impide mantener un servicio de calidad y a la par del avance de la tecnología en la región.

Martínez apuntó que el éxodo del talento calificado en el sector de telecomunicaciones es otra arista del colapso del servicio, pues estima que en los últimos cinco años se ha incrementado la fuga de talento técnico especializado  que ha decidido migrar del país, o retirarse de los empleos formales para incorporarse a puestos “freelance” al servicio de empresas internacionales. Martínez no deja de señalar los daños a infraestructuras. Apunta que las plataformas tecnológicas sufren a diario ataques y hechos delictivos contra las estructuras, radio bases, equipos, transformadores que afectan a miles de usuarios y a esto se añade la imposibilidad de reponer las piezas dañadas por falta de divisas.

Durante 2017 e inicios del 2018 usuarios en más de 19  estados del país han reportado fallas de distintas envergaduras debido al vandalismo, que sustrae cables de fibra óptica, tuberías, cables de cobre, baterías, motogeneradores, brequeras y sistemas de alarma para comercializarlo en el mercado negro.

Otro factor, de acuerdo a Martínez, está relacionado con las tarifas, debido al rezago de los costos con respecto a la acelerado movimiento de la economía venezolana.

En el mes de noviembre de 2017 luego de más de dos años de tarifas congeladas, la Cantv junto las tres operadoras de telefonía celular que trabajan en el país, Movistar, Digitel y Movilnet concretaron el incremento de sus planes de Internet, paquetes de telefonía móvil y datos.

A ello se suman dificultades de asequibilidad. Por las restricciones económicas, los ciudadanos cada vez tienen menos poder adquisitivo para comprar dispositivos móviles con tecnología de tercera o cuarta generación, de acuerdo a lo que han referido varios analistas. Esto se convierte en un problema al analizar que la cifras de Conatel señalan que los venezolanos, en su mayoría, acceden a internet a través de los teléfonos celulares. Para 2017 los suscriptores que hacían uso de la red servicio mediante la BAM representaba 81,15%.

4.- Medidas regresivas

Al deterioro de la calidad de navegación en internet en Venezuela se sumaron restricciones políticas para las libertades en la red en Venezuela, que se tomaron en 2017, un año marcado por los conflictos y constantes violaciones de derechos humanos. En mayo, en el marco de una oleada de protestas de calle, el Presidente de la República, Nicolás Maduro, firmó un decreto de extensión del Estado de Excepción y de Emergencia Económica -vigente en el país desde mayo 2016- que contempla la implementación de medidas de censura y control de Internet con el fin de evitar presuntas “campañas de desestabilización”.

Ocurrieron también medidas que vulneran el derecho a la privacidad. A finales de octubre, entró en vigencia la providencia administrativa Nº 171 de Conatel, una normativa que vio luz sin haber atravesado por los canales regulares de controles legislativos del país y que atenta contra el derecho a la privacidad. En esta publicación se estableció la nueva información que será requerida en el momento de la contratación de una línea telefónica, de acuerdo a un análisis que realizó la organización Derechos Digitales.

Marianne Díaz, abogada venezolana e investigadora en asuntos de internet, en su reporte para Derechos Digitales explicó que los ciudadanos venezolanos o extranjeros en cumplimiento de la Providencia Nº 572 del 21 de marzo de 2005, debían consignar el documento de identidad, firma, huella dactilar, y proporcionar nombre completo y domicilio del contratante; con la nueva normativa se deberá presentar adicionalmente Registro Único de Información Fiscal (RIF), correo electrónico y una foto tamaño carnet, que deberá ser tomada en el sitio de la contratación del servicio. En el caso de los extranjeros, los requisitos incluirán copia de su pasaporte, dirección de correo electrónico, firma, huella digital, fotografía, y una factura de servicio a su nombre que refleje dirección en domicilio Venezuela.

La información será obtenida por las operadoras telefónicas de forma digitalizada a través de lectores biométricos o captahuellas, tales como los implementados en sistemas electorales y alimentarios.

En 2017, mientras los ciudadanos vieron deterioros frecuentes en su calidad de navegación hubo reiteradas medidas de control políticas que afectan el entorno de internet en Venezuela. El punto de inflexión vino con la aprobación de la Normativa contra el odio. En noviembre, la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), una instancia creada al margen de la constitución nacional, que funciona como un “suprapoder” con totalidad de parlamentarios oficialistas, aprobó la “Ley contra el odio, por la convivencia pacífica y la tolerancia”. Este instrumento legal contempla asuntos regresivos en materia normativa de los medios de comunicaciones tradicionales y digitales.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en su reciente informe sobre Venezuela, pidió al Estado Venezolano restablecer orden democrático y dejar sin efecto la “Ley Constitucional para la Promoción y Garantía de la Convivencia Pacífica” por ser contraria a los principios de derecho internacional de los derechos humanos.

5.- Internet libre, abierta e incluyente

La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la CIDH ha reconocido en internet un instrumento indispensable para el ejercicio pleno de los derechos humanos y para la contribución de beneficios sociales y de mayor inclusión. A la luz del incremento de medidas que vulneran estos derechos urge apostar por el empoderamiento ciudadano capaz de reconocer la importancia de la preservación de sus libertades.

Los derechos humanos encuentran en Internet un instrumento para incrementar su potencial y poder llegar a los sectores más vulnerables de la población. En su informe Libertad de Expresión e Internet 2013, la relatoría resalta que el acceso universal es un principio para garantizar la conectividad y el acceso equitativo, asequible y de calidad adecuada a la infraestructura de internet en todo el territorio nacional, y que sirve como herramienta para cerrar la brecha digital.

Entra en juego también la neutralidad en la red que se completa los principios de la libertad de expresión en internet como una condición  para preservar la libertad de acceso y la elección a enviar, recibir u ofrecer contenido sin ser direccionados o restringidos, por medio de bloqueo, filtración, o interferencias.

Fallas en la infraestructura

El Octavo Proyecto de Servicio Universal “Red Nacional de Transporte” (Opsut), fue un plan anunciado en el año 2009, por el entonces ministro del Poder Popular para  Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias, Jesse Chacón, en compañía del presidente de Cantv para la fecha Franco Silva. Con una inversión de 2.418.846.549,17 bolívares (aproximadamente 400 millones de dólares para la fecha), fue bautizado como el mayor proyecto de telecomunicaciones de Latinoamérica y se preveía que consolidara una ampliación de 6.886,22 Km de fibra óptica a la red de estatal, para la interconexión del norte con el sur del país por medio del Eje Orinoco-Apure y el Eje Norte-Llanero.

Inicialmente según una nota de prensa del año 2009 consultada por IPYS Venezuela en la página web de Cantv  la obra fue asignada  por Conatel al operador estatal Cantv, Huawei, Alcatel-Lucent y la portuguesa Teixeira Duarte y Asociados, quienes debían concluirla en 2012. Sin embargo, en diciembre del año 2013, Conatel informó en un comunicado en su página web que había alcanzado 70,2 %, desde entonces no se ofreció más información actualizada del proyecto.

José María De Viana, ex presidente de Movilnet y experto en telecomunicaciones señalaba en 2016 para una entrevista en el diario El Nacional, el rezago en el que se encuentra sumido el mercado venezolano de la telefonía móvil. Acotaba que mientras en la región ya se implementaba el uso de tecnología 5G, apenas las empresas privadas nacionales Digitel y Movistar ofrecían servicio 4G solo en algunas ciudades, mientras Movilnet, que agolpaba alrededor de la mitad de los usuarios del servicio en el país, operaba con tecnología de segunda generación, CDMA.

La red venezolana

En 2017 Conatel reportó que 13.517.785 de suscriptores poseían equipos considerados inteligentes, 57,91% con terminal operativo de Android, 12,80% Blackberry, 3,83% iOS, 0,86% Windows y 24,61 otros.

De la totalidad de suscriptores con smartphones, 74,61% se mantenía en tecnología GSM, 21,17% en CDMA y solo 4,2% en la red de tecnología de avanzada LTE.

IPYS Venezuela consultó la información pública que ofrecen los operadores de Banda Ancha Móvil nacional en sus páginas web y constató que la operadora Movistar solo ofrece servicio de 4G en tres ciudades del país: Distrito Capital (Caracas), Anzoátegui (Barcelona y Puerto la Cruz).

La tecnología 4G LTE de Digitel es prestada en 19 ciudades Distrito Capital (Caracas), Portuguesa (Araure), Lara (Barquisimeto, Cabudare), Vargas (Caraballeda, Catia La Mar Macuto, Maiquetía, Naiguatá) Carabobo (Guacara, Valencia, Puerto Cabello)  Aragua (Maracay, Turmero, La Victoria, Cagua) y Zulia (Maracaibo, Cabimas y Ciudad Ojeda). Mientras Movilnet no ofrece información sobre la cobertura de sus servicios.

Estos proveedores de forma conjunta estarían llegando actualmente con la tecnología del 4G LTE a 8 estados del país, lo representa únicamente 34,7%  de todo el territorio nacional.

Para De Viana luego de la estatización de la Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela (Cantv) inició el deterioro de la empresa más grande del sector, propietaria de la mayor red de fibra óptica y principal proveedora de servicio a la industria, lo que acarreó incidencias letales en la industria.

Al día de hoy Cantv se mantiene como el mayor proveedor del mercado de internet tradicional en el país con el 69,5% de los suscriptores totales, seguido de Inter con 8,8%, Digitel 8,7%, Movistar 6,8%, Movilnet 4,6% y otros 1,7%:

La empresa Cantv fue nacionalizada en el año 2007, y dos años después iniciaría el declive del Índice de Desarrollo de Ecosistemas Digitales de Venezuela, según el estudio divulgado en 2017 por la Corporación Andina de Fomento (CAF).

Esta fecha coincidiría con la promulgación en marzo de 2009 del Decreto 6.649 impulsado por el presidente Hugo Chávez, donde se detallaba el Instructivo Presidencial para la Eliminación del gasto suntuario o superfluo en el sector público nacional, y se incluía la imposibilidad de adquisición sin previa autorización del Vicepresidente Ejecutivo y exposición de motivos de servicios de telefonía celular, y de discado directo internacional, de equipos y plataformas tecnológicas, así como del uso de internet en el sector público.

6.- Carta náutica: metodología de investigación

Esta investigación Mínima expresión: bitácora de la navegación en Venezuela partió a la luz del desarrollo de un sistema de monitoreo de categorías sistemático y automatizado en torno a las limitaciones de los derechos digitales y a las restricciones a la neutralidad de la red en el territorio de Venezuela.

En el marco de este sistema, IPYS Venezuela emprendió esta investigación para analizar las condiciones de la calidad de la navegación en internet en Venezuela,  con una cobertura nacional, en la modalidad de banda ancha fija (BAF) y banda ancha móvil (BAM).

  • La medición se efectuó durante un período de 15 días, entre el 23 de enero al 6 de febrero de 2018 y abarcó los 23 estados del territorio nacional.
  • La muestra constituyó 6.187 mediciones que se repartieron entre colaborativas, realizada por ciudadanos desde zonas urbanas, suburbanas y rurales de los 23 estados del país.
  • Las pruebas se desarrollaron a través de una aplicación web disponible en el portal de IPYS Venezuela desarrollada por el grupo de colaboradores del Open Technology Institute (OTI) y de MLAB. Esta alianza surgió ante la necesidad de levantar el mapa de la navegación en Venezuela.  Corresponde a una NDT (herramienta de diagnóstico de red) que reporta velocidades de carga y descarga e intenta determinar qué problemas limitan las velocidades.
  • Los criterios de análisis estuvieron relacionados con las desagregaciones de los proveedores de internet en Venezuela, fijos y móviles, así como la localidad, la fecha y hora de la prueba, y las velocidades de carga y descarga. Este último indicador fue el que se tomó como referencia para determinar la calidad de navegación real. La unidad de medida de referencia fueron megabits por segundo (Mbps). Las métricas reportadas fueron: rendimiento de descarga (Mbps), rendimiento de carga (Mbps), tiempo de ida y vuelta (ms).
  • Las pruebas se desarrollaron bajo protocolos de seguridad y el equipo técnico resguarda la confidencialidad de los colaboradores.
  • La investigación fue desarrollada por un grupo multidisciplinario en la que participaron periodistas, desarrolladores web, ingenieros en sistemas y activistas de derechos digitales.
  • Las mediciones fueron acompañadas por una campaña comunicacional durante 15 días para incentivar la participación ciudadana.
  • Hubo un equipo de colaboradores de levantamiento y confirmación de datos en el Área Metropolitana de Caracas, en sectores urbanos y por suburbanos, por ser el área de mayor densidad poblacional del país.

7.- Desafíos de la navegación

Esta investigación muestra nueve desafíos que tiene Venezuela para asegurar una mayor calidad de la navegación en Venezuela:

La capacidad de la banda ancha para impulsar el desarrollo económico y social, así como para estimular transformaciones políticas es un hecho asimilado por muchos países. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha reconocido el acceso universal y asequible a Internet en los países menos adelantados entre sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) 2015-2030.

Venezuela se enfrenta hoy a una desaceleración económica, y atraviesa una compleja crisis política y social. Desde IPYS Venezuela apostamos por  trabajar en consolidar el diagnóstico de los problemas públicos que enfrenta el país en materia de conexión a internet, así como a la construcción de alternativas y búsqueda de soluciones que se traduzcan en amplias garantías de derechos digitales para los ciudadanos.

Urge en el país un  plan articulado de políticas públicas para la promoción del acceso a un internet de calidad de amplia cobertura nacional. La Cepal en su Estado de la banda ancha en América Latina y el Caribe 2016 incluye una lista de las Agendas digitales en América Latina y el Caribe que da cuenta de las propuestas de largo aliento de los países de la región.  Los cinco temas tratados mayormente por estos países son: infraestructura, gobierno electrónico y difusión de TIC, innovación digital, acceso universal y conectividad de calidad. Sin embargo, Venezuela no figura dentro del listado por no poseer un plan definido de política pública en la materia.

Que las autoridades actúen a favor de la igualdad de oportunidades, dado que aproximadamente 40% de los venezolanos siguen sin tener acceso a internet, especialmente en la zonas rurales. En segundo término se debe procurar una banda ancha más accesible y asequible, que se traduzca en políticas públicas que mejoren acceso, calidad de servicio y ello repercuta en mayor inclusión social, productividad y transparencia en la gobernanza digital sectorial.

Exigimos a las autoridades trabajar en la promoción de herramientas que incentiven y fomenten la inversión de actores tanto públicos como privados, la sana competencia y el despliegue de redes de fibra óptica en todo el territorio nacional.

Es necesario implementar una estrategia de seguimiento sistemático de los planes de inversión dirigidos la ampliación de la infraestructura para el aseguramiento de la banda ancha en zonas rurales y en sectores específicos como en las instituciones públicas locales,  las escuelas, y los centros de salud pública.

Se debe dejar de concebir la inversión en tecnología como un “gasto suntuario” y comprender que las políticas de banda ancha efectivas pueden servir de catalizador para aumentar dividendos digitales en el marco de una crisis económica donde se busca la diversificación de las rentas.
La asequibilidad constituye uno de los frenos a la expansión del sector en este momento. Pese a que los proveedores de servicios de banda ancha en el país realicen un esfuerzo por brindar distintos paquetes de voz y datos tanto para la BAF como para la BAM, el alto costo de los equipos móviles, tabletas y computadores se ha constituido en un obstáculo infranqueable para la mayoría de los venezolanos que no pueden  destinar parte de sus presupuestos a estos dispositivos.
Se debe eliminar de inmediato los marcos normativos que atenten contra la libertad de expresión y opinión de los venezolanos, violentando los principios y derechos humanos de la libertad en la red.

En IPYS Venezuela queremos cooperar con el entendimiento de Internet como un derecho humano y un nuevo centro de interacciones sociales. Nuestra mayor aspiración es aportar en la construcción de una red más democrática y con mayores libertades. Con más pluralidad y menos censura, con más derechos y menos persecuciones, donde haya más expresión y menos presión, y para eso seguimos apostando.

Equipo de trabajo

Marianela Balbi, dirección  ejecutiva de IPYS Venezuela

Mariengracia Chirinos, dirección de libertades informativas, coordinación del proyecto

Scarlet Clemente, investigación en derechos digitales

Chris Ritzo, desarrollo y análisis de datos

Francisco Colmenares, José Gregorio García y José Ricardo Suárez, acompañamiento técnico.

Maruja Dagnino, dirección de comunicaciones

Aura García: jefa de campaña y redes sociales

Carolina Carrera, dirección de planificación estratégica

MLAB / OTI, Consultorías técnicas

Carlos Medina, consultoría estadística

Documentos consultados

  • Rojas, E, L. Poveda & Grimblatt, N (2016). Estado de la banda ancha en América Latina y el Caribe 2016: CEPAL.
  • OCDE, BID (2016). Políticas de banda ancha para América Latina y el Caribe: Un manual para la economía digital. Disponible en: https://publications.iadb.org/bitstream/handle/11319/8249/Politicas-de-banda-ancha-para-America-Latina-y-el-Caribe-un-manual-para-la-economia-digital.PDF?sequence=1
  • Documentos oficiales
  • Conatel. (2015) Indicadores anuales 2014. Disponiblehttp://www.conatel.gob.ve/files/Indicadores/indicadores_2014/CIFRAS_I-2014_COMPLETO.pdf
  • Conatel. (2017) Informe Cifras del Sector Segundo Trimestre 2017. Disponible: http://www.conatel.gob.ve/informe-cifras-del-sector-tercer-trimestre-2016/
  • Conatel. (2017) Principales indicadores del sector año 2016. Disponible: http://www.conatel.gob.ve/estadisticas-anuales-y-trimestrales/
  • Ministerio del Poder Popular para la Ciencia, Tecnología e Industrias intermedias (2007). Plan Nacional de Telecomunicaciones, Informática y Servicios Postales – PNTIySP 2007-2013
  • Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela. Nº 38.146, Marzo 28, 2009. Extraído el 4 de febrero de 2018 de: http://www.inapymi.gob.ve/documentos/39146%20instructivo%20gastos%20suntuarios.pdf
  • Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la información (2009). Red Nacional de Transporte. Octavo Proyecto-FSU.
  • Informes
    Freedom House (2017) Freedom on the Net.A Global Assessment of Internet and Digital Media Freedom. Venezuela. Disponible: https://freedomhouse.org/report/freedom-world/2017/venezuela
  • Katz, R. (2015). El ecosistema y la economía digital en América Latina. Barcelona: Editorial Ariel; Fundación Telefónica; Editorial Planeta. Disponible en : http://scioteca.caf.com/handle/123456789/768
  • IPYS (2016). Navegar con Libertad- Perspectivas de la red en Venezuela:  Disponible:  https://ipysvenezuela.org/navegarconlibertad/
  • Media Web
    IPYS (2016). Navegar con Libertad- Perspectivas de la red en Venezuela:  Disponible:  https://ipysvenezuela.org/navegarconlibertad/
  • IPYS (2017). Con la norma  Contra el Odio, el Gobierno venezolano profundiza regulaciones en redes sociales. Disponible en : https://ipysvenezuela.org/alerta/gobierno-venezolano-profundiza-regulaciones-redes-sociales/
  • El Nacional (Noviembre 14, 2016) Falta de dólares desacelera velocidad de navegación en Internet y conexión móvil. Disponible en: http://www.el-nacional.com/noticias/economia/falta-dolares-desacelera-velocidad-navegacion-internet-conexion-movil_4848
  • Cantv (Noviembre, 11, 2009) Disponible en: http://www.cantv.com.ve/seccion.asp?pid=&sid=144&notid=3563
  • Telesemana (Febrero, 2, 2014) Construcción de Red Nacional de Transporte venezolana llegó al 70% en 2013. Disponible en: http://www.telesemana.com/blog/2014/02/04/construccion-de-red-nacional-de-transporte-venezolana-llego-al-70-en-2013/

Marcelino Bisbal, presidente del Consejo asesor de IPYS Venezuela, en la presentación de nuestro reporte

English version here  Surfing-at-its-minimum-1.pdf (141 descargas)

Ver también

Derechos digitales en Venezuela tienen “Acceso denegado”

Las limitaciones a las libertades informativas en el país han quedado nuevamente de manifiesto en …