Alerta IPYSve | En presencia de cuerpos policiales agredieron a periodistas en Maiquetía

Golpes, empujones, hechos intimidatorios, agresiones verbales, robos y limitaciones de acceso fueron parte de las agresiones que vivieron los trabajadores de la prensa el martes 11 de febrero mientras realizaban cobertura de la llegada del presidente de la Asamblea Nacional y presidente encargado de Venezuela, reconocido por más de 50 países, Juan Guaidó, al Aeropuerto Internacional de Maiquetía “Simón Bolívar”.

Al menos 14 trabajadores de la prensa entre periodistas, camarógrafos y reporteros gráficos sufrieron ataques a su labor informativa, según los datos de IPYS Venezuela. La mayoría de ellos, 11 en total, fueron agredidos físicamente por simpatizantes oficialistas en presencia funcionarios de cuerpos policiales que no ejecutaron ninguna acción para evitar que la prensa fuera amedrentada.

Maiker Yriarte reportero de Vivo Play y TVV y su camarógrafo César Díaz; Nurelyin Contreras de Punto de Corte, Nadezka Noriega de El Pitazo, Leonaibet Díaz de VPI TV, César Saavedra y Estefany Brito del Centro de Noticias Venezuela (CNVE 24), Daniel Hernández de El Estímulo, Reynaldo Mozo e Iván Reyes de Efecto Cocuyo y Aymara Alonso de EVTV fueron los trabajadores de la prensa que recibieron golpes, empujones y patadas. Mientras que Neidy Freites de Vivo Play y TVV y su camarógrafo Alonso Centeno y Osmary Hernández de CNN en Español fueron víctimas de intimidación mientras realizaban sus reportes y transmisiones en vivo.

Los victimarios quedaron identificados desde el primer momento como simpatizantes oficialistas donde destacaban personas uniformadas de la aerolínea estatal Conviasa, que fue sancionada por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos el viernes 7 de febrero, además de miembros de la Gobernación del estado Vargas y funcionarios de la línea de taxis del aeropuerto de Maiquetía, como pudieron confirmar los reporteros consultados por esta organización.

Desde tempranas horas de la tarde del martes, equipos reporteriles estuvieron presentes en Maiquetía, pero fueron impedidos por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) a permanecer en las instalaciones, además de exigirles un permiso para mantenerse con cámaras y micrófonos a pesar de que minutos antes habían entrevistado a los integrantes de la Selección Nacional de Fútbol Sala que habían arribado al país.

Mientras periodistas, diputados y ciudadanos esperaban la llegada del presidente de la Asamblea Nacional, fueron hostigados e intimidados por ciudadanos afines al gobierno de Nicolás Maduro. Tal fue el caso de Aymara Alonso de EVTV, quien fue empujada y agredida verbalmente por simpatizantes oficialistas dentro del aeropuerto cuando realizaba una transmisión en vivo para el canal con sede en Miami. Alonso contó al equipo de IPYS Venezuela que los simpatizantes la señalaron como “mercenaria pagada por el gobierno de Trump” por nombrar a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, además del intento prolongado de quitarle el micrófono.

Lo mismo ocurrió con las reporteras Osmary Hernández de CNN en Español y Nurelyin Contreras de Punto de Corte quienes, mientras intentaban grabar sus reportes sobre lo que hasta ese momento ocurría, fueron rodeadas por ciudadanos que les señalaban lo que debían decir, pero ante la respuesta de las reporteras de que dirían solo la verdad, fueron gritadas y abucheadas para que dejaran el lugar, tal como queda en evidencia en un video publicado por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP).

Neidy Freites reportera de Vivo Play y TVV, y su camarógrafo Alonso Centeno, también vivieron momentos de intimidación mientras realizaban cobertura en vivo para los medios digitales. El equipo fue rodeado en varias oportunidades por simpatizantes oficialistas que obligaron a Freites a entrevistarlos. “Prácticamente nos obligaban a entrevistarlos porque nos rodeaban para escuchar nuestras transmisiones en vivo”, señaló la reportera de Vivo Play a IPYS, quien además destacó que “eran personas muy agresivas”.

Posterior a la llegada de Guaidó a Maiquetía, los grupos violentos continuaron su ataque hacia los trabajadores de la prensa elevando a su máxima expresión el termómetro de la violencia. Mientras el equipo del Presidente del Parlamento y miembros de seguridad de funcionarios diplomáticos protegían la comitiva, civiles atacaban a los reporteros, a Guaidó y su pareja Fabiana Rosales.

El periodista Maiker Yriarte y su camarógrafo César Díaz llevaron la peor parte. En medio de los empujones y golpes, Díaz cayó al suelo y los grupos violentos lo atacaron con patadas y golpes al rostro que le ocasionaron contusiones en su ojo izquierdo. Yriarte recibió golpes en el rostro y la cabeza, además de empujones que llevaron a que le fueran robados parte de sus equipos personales dentro de lo que destaca un zapato y sus lentes.

Tanto Díaz como Yriarte debieron ser internados en un centro de salud donde fueron revisados y atendidos. Se pudo conocer que Maiker Yriarte sufrió politraumatismo, latigazos y confusiones.

Las reporteras de Punto de Corte, Nurelyin Contreras, y de VPI TV, Leonaibet Díaz también fueron atacadas. Tanto a Contreras como a Díaz les fue halado fuertemente su cabello ocasionando contracturas musculares mientras intentaban cubrir los hechos suscitados. Leonaibet Díaz denunció haber sido atacada por varias mujeres cuando se encontraba ayudando al camarógrafo de Vivo Play, César Díaz. En el caso de Nurelyin Contreras, los halones fueron tan fuertes que le arrancaron parte del cabello, además de haber recibido una mordida en su mano derecha, como quedó en evidencia en un video publicado por Punto de Corte.

Los reporteros de Efecto Cocuyo, Reynaldo Mozo e Iván Reyes, también fueron agredidos en medio de la riña. Reyes recibió golpes y le halaron el cabello cuando ya salían del aeropuerto luego que Juan Guaidó abandonara Maiquetía con dirección a Caracas. Reynaldo Mozo por su parte, fue empujado en reiteradas oportunidades mientras intentaba tomar las declaraciones del Presidente de la Asamblea Nacional, pero ya desde primeras horas había sido víctima de insultos y amenazas por los ciudadanos simpatizantes donde pudo identificar a David González, director del Servicio Nacional para el Desarme (SENADES) del estado Vargas, quien también estuvo presente cuando Mozo fue detenido en el estado Vargas por cubrir una protesta por comida en abril de 2016.

“Fueron seis o siete golpes secos” que alrededor de tres mujeres le propinaron por la espalda a la altura del cuello a Nadeska Noriega de El Pitazo cuando se dirigía hacia el lugar en donde se encontraba Juan Guaidó. Las mujeres, mientras ejecutaban el ataque contra la reportera, gritaban “maldita, te vamos a cortar. No tomes más a Guaidó”, como pudo relatar Noriega, quien solo pudo identificar el logo de la línea de taxis que presta servicios al aeropuerto de Maiquetía, en la camisa de una de las agresoras.

Aunque Noriega no recibió patadas o golpes en sus piernas, el miércoles 12 presentó contusiones en uno de los gemelos de sus piernas.

El equipo de reporteros de CNVE 24, conformado por Estefany Brito y César Saavedra también recibieron fuertes golpes. Brito relató al equipo de monitoreo de Libertades informativas de IPYS Venezuela que fue impactada con un golpe en la cara además de halones de cabello por personas que estaban “bajo las órdenes de la Gobernación del estado Vargas y encabezados por el constituyente Juan Iriarte”. La reportera de CNVE 24 también denunció que sus lentes fueron destruidos en medio de los ataques, mientras que su compañero César Saavedra fue golpeado por la espalda a la altura del cuello y la cabeza que lo dejó desorientado por unos minutos.

La inacción de los cuerpos de seguridad ante estos hechos de violencia dejan en evidencia el incumpliento del Estado venezolano a los acuerdos y estándares internacionales que señalan la protección de los periodistas como medida para el cumplimiento de sus derechos y deberes informativos con la sociedad. 

Desde el 2016 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha recomendado al Estado venezolano garantizar la seguridad y protección de los periodistas. El Plan de Acción de las Organización Naciones Unidas (ONU) sobre la Seguridad de los Periodistas y la Cuestión de la Impunidad también señala que “la promoción de la seguridad de los periodistas y la lucha contra la impunidad no deben limitarse a adoptar medidas después de que hayan ocurrido los hechos. Por el contrario, se necesitan mecanismos de prevención y medidas para resolver algunas causas profundas de la violencia contra los periodistas”.

Dentro del marco jurídico nacional, el artículo 55 de la Constitución también señala que “toda persona tiene derecho a la protección por parte del Estado a través de los órganos de seguridad ciudadana regulados por ley, frente a situaciones que constituyan amenaza, vulnerabilidad o riesgo para la integridad física de las personas, sus propiedades, el disfrute de sus derechos y el cumplimiento de sus deberes.”

Ver también

La RELE-CIDH presentará informe “Derecho a la Información y Seguridad Nacional”

El lanzamiento se llevará a cabo mañana jueves 18 de noviembre a partir de las  …