#DesinformaciónElectoral | Instituciones, proselitismo y desinformación electoral en Parlamentarias 2020

  • La participación en las elecciones como única vía para garantizar “la paz”, la necesidad de desestimar las críticas internacionales y la reivindicación de los niveles de abstención son líneas de desinformación que parten del Consejo Nacional Electoral, el Partido Socialista Unido de Venezuela y factores de “oposición” que negociaron con el Gobierno las reglas electorales. Además, la falta de respuesta de los rectores del ente comicial a las denuncias continúan mellando la credibilidad del organismo.  

El Consejo Nacional Electoral (CNE) ignoró los cuestionamientos sobre el proceso electoral del pasado 6 de diciembre. Aunque las elecciones parlamentarias fueron ampliamente cuestionadas antes, durante y después de la jornada de votación, las autoridades electorales no se han pronunciado sobre las denuncias realizadas por los actores políticos, constituyendo su conducta en una línea comunicacional que, contrario a reivindicar la transparencia y credibilidad en el sufragio, mella la confianza en el voto. 

A esta conclusión llegó el monitoreo de IPYS Venezuela, que evaluó el comportamiento de las instituciones políticas durante las elecciones parlamentarias. También, se evidenciaron similitudes en los discursos políticos del CNE, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y los factores opositores que se sumaron a la contienda.

CNE ignoró críticas y buscó aval en veedores

El Consejo Electoral solo empleó Twitter para difundir sus mensajes oficiales. Así, durante la jornada comicial del 6D se observaron tres orientaciones claves en sus mensajes: la mayoría explicando cómo era el proceso por estados y llamando a participar (48%), destacando la labor de los veedores internacionales (18%) y reseñando la votación de los rectores del organismo (18%). El resto de los tuits emitidos ese día fueron para dar a conocer resultados de las votaciones.

En un mensaje grabado divulgado por redes sociales durante la jornada, el CNE defendió su tesis de que la elección era “libre y soberana”, apoyada por los testimonios de veedores internacionales como la exsenadora colombiana Piedad Córdoba y el expresidente boliviano Evo Morales. Calificaron su propio trabajo como de “respeto”, “transparencia” e “imparcialidad”.  

La tendencia comunicacional que utilizó el CNE durante la jornada electoral fue la misma que mantuvo en días previos. La rectora del ente comicial, Tania D`Amelio, convirtió la llegada de observadores internacionales en un logro político de la institución. “A pesar de todo lo que han podido conspirar en algunos países para que los veedores internacionales no lleguen, para nosotros ya es importante que 200 veedores internacionales hayan confirmado su venida”, dijo, según reseñó Sputnik. Los observadores que autorizó la institución provienen de Bélgica, Francia, Irlanda, Italia, Rumanía, Turquía y Rusia. 

Desestimó D`Amelio los cuestionamientos internacionales sobre las elecciones del domingo: “Trataron de desconocer la Constituyente [en 2017], y ahí está la Asamblea Nacional Constituyente legislando, controlando, aprobando el presupuesto de la nación, y Venezuela no se ha paralizado por eso. Igualmente, quisieron desconocer al presidente constitucional Nicolás Maduro, y ahí está el presidente actuando con el poder que le dieron los electores”. 

El CNE, sin embargo, no respondió a las denuncias de irregularidades que hicieron los actores políticos y medios de comunicación. Ninguno de los rectores se refirió a ello durante la jornada del 6D, ni en los días siguientes a la votación. 

Leocenis García, candidato de la organización ProCiudadanos, denunció la tarde del domingo que el CNE buscaba alargar la jornada de votación de forma irregular. Además, durante la totalización, su partido afirmó que integrantes del CEOFAN no permitían el ingreso de su represente a la sala de totalización: “con esto es imposible que podamos dar fe de transparencia de este proceso”.

La denuncia más importante durante la votación, sin embargo, fue la modificación del centro de votación de Nicolás Maduro. Espaja.com confirmó que el lugar de sufragio del gobernante fue modificado a última hora: “estaba registrado para votar en Catia (…) Sin embargo, ejerció este derecho en Fuerte Tiuna, al tiempo que su información era modificada en la web el mismo día de una elección, lo cual deja en evidencia que el CNE es capaz de manipular el Registro Electoral Permanente cuando le da la gana, contraviniendo la Ley Orgánica de Procesos Electorales”. 

Ninguna autoridad comicial ha explicado las razones técnicas y legales de esta modificación a última hora, cuando el cronograma de trabajo del CNE estableció el pasado 8 de agosto como fecha límite para el cierre de cambios en el registro electoral (ver TalCual). Oficialmente solo el jefe de campaña del PSUV, Jorge Rodríguez, se refirió al caso tras ser consultado por periodistas: desestimó la denuncia el lunes 7 de diciembre y afirmó que la acción se realizó para proteger la seguridad de Maduro. (Información de Actualidad RT)

Los últimos de la lista

Otra irregularidad denunciada fue la unificación en una misma lista nacional a tres organizaciones políticas que habían participado en la elección por separado. Runrun.es señaló que se trató de Avanzada Progresista, Cambiemos y el Movimiento Ecológico, lo que habría permitido en última instancia que Timoteo Zambrano (líder del grupo que negoció las condiciones electorales con el PSUV) alcanzara los votos necesarios para ganar un curul en el Parlamento.

También el diputado Luis Parra, designado por el chavismo como presidente de la Asamblea Nacional en funciones, afirmó que consiguió los votos para hacerse con un curul por el voto lista nacional. Sin embargo, su compañero de alianza, José Brito, desmintió el martes en rueda de prensa que haya formado parte de la elección uninominal nacional. (Información Runrun.es

La falta de respuesta de las autoridades electorales en cada uno de estos casos, así como las denuncias previas sobre irregularidades durante el proceso de convocatoria (ver en detalle en El Diario), ponen en duda la transparencia de la elección. La línea informativa del CNE parece apostar por dar continuidad al proceso de manera natural, evadiendo esas críticas, pero socavando la confianza en la institución.

Un análisis de la última semana sobre las tendencias vinculadas a conversaciones sobre el CNE en redes sociales, con variables sobre transparencia y confianza, demostró que tras la jornada del 6D los comentarios “neutrales” disminuyeron considerablemente y comenzó a crecer la tendencia a mensajes negativos vinculados al Poder Electoral.

A través de la plataforma SentiOne, el monitoreo de IPYS evaluó el tipo de sentimiento que manifestaban los mensajes que se divulgaban en redes sociales, vinculados al CNE. 

Coincidencia de discurso del CNE y PSUV

En los 10 minutos 42 segundos que duró la declaración de la presidenta del CNE, Indira Alfonzo, para dar el primer boletín de resultados de la jornada electoral, el eje transversal del discurso fue “la paz”. Comenzó y terminó su alocución con la frase “ha triunfado la paz”. En total, esa palabra se repitió cinco veces en su breve presentación.

El eje de “la paz” no fue exclusivo del CNE. La línea fue una constante del PSUV durante la jornada electoral y tras el resultado favorable. “Ve a votar por la patria, por la paz, por el futuro…llegó el día”, dijo Nicolás Maduro en un mensaje difundido a través de los medios del Estado y las redes sociales del partido de gobierno.  

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida por Partido PSUV (Oficial) (@partidopsuv)

En la cuenta en Instagram del PSUV le replican a Maduro desde Delta Amacuro con la misma tesis de la paz: “Salgan a votar todos por la paz de Venezuela”.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida por Partido PSUV (Oficial) (@partidopsuv)

En la cuenta en Twitter del PSUV también se hicieron eco de la misma premisa: Cilia Flores, Justo Noguera y Juan Carlos Dugarte.

Nicolás Maduro volvió a hablar al final de la tarde del domingo en los mismo términos, justo cuando hace un llamado a sus electores a “rematar” el proceso de votación. “En Venezuela hacemos justicia con el voto, en paz”.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida por Partido PSUV (Oficial) (@partidopsuv)

Tras conocerse los resultados, la frase fue reiterada por Maduro en un mensaje que envió a través de todas sus plataformas.

El uso de la “paz” como condición que solo se podría obtener a través de la participación en los comicios del 6D, y su posterior conquista gracias a los resultados difundidos por el CNE, se puede observar en una tabla de monitoreo de redes sociales.

Vincular la “paz” con las variables de la elección y la participación electoral evidencia cómo el uso de frases relacionadas con esta condición aumentó significativamente el domingo de la elección y el lunes posterior, de acuerdo al análisis de esa semana. También se observa en otra gráfica, específica del 6D, cómo la tendencia se agudizó a medida que avanzaba la jornada, aunque su pico máximo lo tuvo a las 2:00 pm del domingo.

Instituciones partidarias

Como ha sido recurrente durante las campañas electorales, el PSUV volvió a utilizar las instituciones públicas para promover a sus candidatos. Monitoreando el comportamiento precampaña entre el lunes 30 de noviembre al jueves 3 de diciembre de las cuentas en Twitter de PDVSA (362,2 mil seguidores) y el IVSS (211,4 mil seguidores), se pudo constatar este comportamiento. En ambos casos la propaganda se realizó a través de retuit de mensajes de la cuenta de Nicolás Maduro. No se marcó una diferencia entre propaganda, publicidad e información.

En el caso específico de la cuenta del IVSS se observó que las etiquetas de uso electoral del PSUV fueron incluidas como parte de los mensajes institucionales. En cada día, esa práctica se ejecutó tras darle RT a un mensaje del Ministerio de Comunicación que anunció la #EtiquetaDelDía

De acuerdo a una data levantada manualmente a través de la evaluación de los tuit enviados, en promedio 15% de los mensajes que PDVSA y el IVSS difundieron a través de sus cuentas en Twitter esos cuatro días, fueron destinados a promover los candidatos del PSUV.

Fuente: Investigación monitoreo IPYSve

La utilización de las redes oficiales para promover la participación y la campaña del PSUV se incrementó el propio día de la elección. Se pudo constatar que en la cuenta de Twitter del IVSS se difundieron un total de 37 mensajes el 6D, de los cuales 56% fueron enfocados para promover la tendencia del oficialismo. 

Participación y reacción internacional

El proceso electoral del domingo 6D fue rechazado por al menos 45 países de Europa y América, de acuerdo a información que publicada por TalCual. Voceros del oficialismo, sin embargo, han intentado disminuir el impacto de los pronunciamientos internacionales. El canciller Jorge Arreaza defendió el bajo nivel de participación, comparándolo con las elecciones en Rumanía de ese fin de semana, donde la abstención sobrepasó el 60%.

A diferencia de la elección de la Asamblea Nacional Constituyente en 2017, cuando la oposición tampoco participó en los comicios y el PSUV puso énfasis en el número de electores que habían acudido a la consulta para disminuir las críticas sobre la alta abstención (ver reseña de RT), esta vez la línea comunicacional oficial quiso mostrar como un logro el número de votantes. 

Desde el inicio de la jornada, el PSUV se valió de dos periodistas extranjeros para informar a través de su cuenta en Instagram sobre el nivel de participación en la votación. Lo hizo la periodista brasilera Fania Rodrigues, quien ha sido presentadora de TeleSur; y Romain Migus, escritor francés, autor de varios libros sobre el chavismo editados por el Estado.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida por Partido PSUV (Oficial) (@partidopsuv)

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida por Partido PSUV (Oficial) (@partidopsuv)

El interés por disminuir el impacto de la abstención no fue exclusivo del PSUV. El exgobernador del estado Lara, Henri Falcón (parte de la coalición que aceptó participar con el chavismo en los comicios) también se sumó a la misma línea comunicacional: pidió recalcular el porcentaje de participantes, excluyendo del registro electoral a los 5 millones de venezolanos que emigraron, según reseñó El Nacional

Desde el Ministerio de Comunicación e Información (Minci) reprodujeron entre el martes 8 y el miércoles 9 mensajes para consolidar la tesis del éxito electoral. En su cuenta en Twitter reprodujeron un mensaje de @DiegoEnLaLucha (217 mil seguidores), un argentino que se define en su perfil como docente, estudiante de Ciencias Políticas y periodista digital, quien afirmó en un video que busca dejar su “grano de arena para romper la matriz mediática contra las elecciones en Venezuela”.

https://twitter.com/DiegoEnLaLucha/status/1336097534926852101

De acuerdo al monitoreo realizado por IPYS, entre martes y miércoles el Minci publicó en 13 oportunidades en su cuenta en Twitter mensajes de factores vinculados a los “opositores” partidos Movimiento Al Socialismo (MAS) y Acción Democrática (AD) donde defendían el proceso comicial. También en la web del Ministerio publicaron declaraciones de Ricardo Sánchez (Alianza por el Cambio) desestimando la baja participación.

El monitoreo de IPYS registró tendencias de desinformación en las instituciones públicas durante el proceso electoral. La primera de ellas vinculada directamente a la actuación del Consejo Nacional Electoral, quien al no responder a las críticas sobre el proceso y aclarar irregularidades que ocurrieron, como el cambio de centro de votación de Nicolás Maduro, promovieron confusión y dudas sobre la credibilidad y transparencia del sistema de sufragio.

La opacidad sobre las autoridades comiciales aumentó con la similitud de su línea comunicacional y la que difundió el Partido Socialista Unido de Venezuela. Además, se evidenció la intencionalidad del oficialismo, así como otros factores que participaron en la elección, en desestimar los bajos números de participación al compararlos con otros procesos electorales internacionales, sin analizar las diferentes variables políticas de cada uno. 

Ver también

“Bitácora de Riesgos”, de IPYS Venezuela, profundiza en la violencia contra periodistas

Estudio acerca de los efectos laborales y personales de actos violentos contra trabajadores de la …