El desequilibrio informativo caracterizó el proceso electoral

Según Ipys Venezuela, el proceso electoral estuvo signado por la opacidad y la desinformación. Esto se desprende del análisis que el Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela realizó en torno a la campaña, la jornada electoral y los días posteriores a los comicios parlamentarios que se celebraron en Venezuela el 6 de diciembre.   

Reporte

#6D: OBSTRUCCIÓN INFORMATIVA

A pesar del clima de tranquilidad y el espíritu pacífico en el que se desarrolló el proceso electoral parlamentario del 6 de diciembre de 2015, hubo condicionamientos a la libertad de expresión y el derecho a la información, que rodearon la jornada de los comicios, así como el periodo de campaña y los días posteriores a la elección parlamentaria.

El discurso violento e intimidatorio, las decisiones arbitrarias de altos funcionarios del Estado, las fallas parciales en el servicio de Internet y las restricciones a la cobertura periodística prevalecieron durante el proceso electoral, según el análisis del Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela (IPYS Venezuela), basado en el monitoreo y las investigaciones que se desarrollaron en torno al escenario electoral 2015.

Los funcionarios del Estado tuvieron la mayor responsabilidad en las limitaciones a la libertad de expresión durante este contexto. Preocupó este patrón en el que se desconoció el derecho a la plena garantía, a la salvaguarda y el respeto a los principios de libertad de expresión y el derecho al acceso a la información establecidos en la Constitución Nacional y los instrumentos internacionales de protección de los DDHH.

Durante la jornada electoral, Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral, dirigió una advertencia a quienes cubrían las elecciones del 6 de diciembre, según reseñó el Poder Electoral a través de un comunicado: “Quienes pretendan tomar la ruta del desacato, la agresión y el desconocimiento de la ley, en perjuicio de la inmensa mayoría de las venezolanas y los venezolanos, deben saber definitivamente que en este país no hay espacio para los atajos ni la violencia. Que las venezolanas y los venezolanos hemos decidido y ratificado en casi una veintena de elecciones nuestra voluntad de vivir en paz y de ser protagonistas de nuestro destino como pueblo. A este propósito de la convivencia, deben sumarse con especial compromiso los medios de comunicación social. Su comportamiento ha de ser rigurosamente cónsono con la norma sobre resultados electorales y demás obligaciones que les impone la ley. Deben atender a sus obligaciones éticas en procura de un clima favorable a la participación de todas y todos”.

Durante el domingo 6 de diciembre, día de las elecciones parlamentarias, IPYS Venezuela registró 25 casos de violaciones a la libertad de expresión y el derecho a la información en 10 estados del país, que afectaron a equipos reporteriles de medios privados y estatales[1].

  El Área Metropolitana de Caracas fue la entidad donde se registró la mayoría de estos casos, con 6 denuncias de limitaciones a la cobertura informativa de medios impresos, televisivos, radiales y digitales. En el estado Aragua ocurrieron 5 casos, mientras que en Monagas, lo mismo que en el estado Zulia, se reportaron 3 casos. En el estado Sucre sucedieron 2, mientras que en los estados Bolívar, Carabobo, Falcón, Lara y Mérida se registró un caso. También, se contabilizó una restricción informativa en el entorno digital.

 

El día del proceso electoral fueron sistemáticos los obstáculos contra los equipos periodísticos que hicieron su trabajo de reportería en las calles. Las limitaciones más frecuentes fueron las negativas de acceso a los centros de votación, IPYS Venezuela registró 18 limitaciones de acceso a la cobertura en centros de votación, 15 incidentes relacionados con uso abusivo del poder estatal vinculado a la función militar, 3 agresiones físicas, 3 ataques contra medios de comunicación y 1 caso de censura interna.

  Por lo menos 20 de 25 casos se dieron por restricciones de funcionarios del Plan República -la unidad militar que custodia los centros de votación- quienes impidieron el acceso de los reporteros a las instituciones donde se desarrollaba el proceso de elección.

La mayoría de estas limitaciones se sustentaban en los lineamientos que aprobó el Consejo Nacional Electoral para la “Cobertura de medios de comunicación en Centros de Votación”, que solo se permitía la reportería periodística en los momentos en que ejercieran el voto “personalidades regionales y nacionales” emblemáticas. No obstante, IPYS Venezuela recibió denuncias en las que se les prohibió a los medios cubrir el proceso electoral en momentos en los que funcionarios públicos votaron.

El 6 de diciembre prevalecieron, también, las denuncias de reporteros a quienes se les prohibió hacer fotografías y tomar testimonios de los electores en las afueras de los centros de votación.

La mayoría de los casos registrados por IPYS Venezuela, ocurrieron entre las 9 de la mañana y las 7 de la noche, durante la cobertura de calle. Desde IPYS Venezuela valoramos positivamente que, luego de este tiempo, no ocurrieron conflictos que obstruyeran la labor periodística, en comparación con procesos electorales anteriores.

ABUSOS EN LA VEDA ELECTORAL

El desequilibrio informativo persistió durante la veda electoral, que cubrió los días 4 y 5 de diciembre. En este lapso no estaba permitido hacer campaña o emitir mensajes que favorecieran una parcialidad político-partidista, según lo establece el artículo 75 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales.

Durante estos dos días también hubo restricciones para que los ciudadanos accedieran a Internet. En los días previos a la jornada comicial hubo fallas de comunicación a través de plataformas digitales en distintos estados de Venezuela, que luego fueron solventadas.

Fallas de Internet

La Red Nacional de Corresponsales de IPYS Venezuela determinó que al menos en 13 estados del país se reportaron fallas y caídas en los servicios en el ABA de Cantv -principal proveedor del Estado- e Inter -ISP privado-. Esto ocurrió entre el viernes 4 y el sábado 5 de diciembre de 2015, días previos a las elecciones parlamentarias. Pese a estas restricciones, IPYS Venezuela no registró denuncias de este tipo el día de la jornada electoral.

Entre el viernes y el sábado, usuarios del servicio ABA e Inter que fueron contactados por IPYS Venezuela en las ciudades y municipios de los estados Anzoátegui, Apure, Aragua, Bolívar, Carabobo, Mérida, Miranda, Monagas, Lara, Portuguesa, Sucre, Táchira y Zulia, denunciaron caídas intermitentes y lentitud al momento de conectarse al servicio de Internet. En los estados Apure, Aragua, Portuguesa, Sucre, Táchira y Zulia se reportó la suspensión completa del servicio de conexión digital.

Este mapa de denuncias se corresponde con el registro cartográfico que levantó la organización Acceso Libre, que registró las denuncias de reporteros ciudadanos en las redes sociales, en materia de irregularidades en las conexiones de Internet.

mapa

CANTV, principal proveedor de Internet del Estado, así como la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), manifestaron que las denuncias sobre las fallas en el servicio de Internet eran falsas y alegaron que estaba en marcha un plan de “descrédito” y “desinformación” que intentaba ensombrecer el proceso electoral del 6 de diciembre.

En un comunicado oficial, publicado el 5 de diciembre, Cantv reiteró “su rechazo a la campaña de descrédito que se está desarrollando en contra del servicio que se presta a millones de usuarios en todos los rincones del país”.

Por su parte, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) a través del Directorio de Responsabilidad Social de Radio y TV, liderado también por su presidente, William Castillo, se pronunció: “Alertamos al pueblo de Venezuela sobre las operaciones de intervención a las redes de telecomunicaciones ocurridas en eventos electorales anteriores, y por tanto hacemos un llamado a los operadores de telecomunicaciones a mantener la mayor atención a su eventual ocurrencia en los días previos o durante la jornada electoral”.

Conatel consideró que “los llamados e incitaciones a la violencia, al odio, a la intolerancia, a la alteración del orden público y la apología al delito a través de los medios radioeléctricos, operadores y servicios sujetos de aplicación de la ley, constituyen ilícitos previstos y sancionados en nuestra legislación”.

Argumentaron que las fallas obedecieron a “las operaciones de desinformación practicadas a través de dispositivos mediáticos nacionales e internacionales y las denominadas redes sociales, también empleadas en procesos electorales anteriores en Venezuela, y cuyo objetivo es generar zozobra e incertidumbre en la población, mediante la difusión de falsas informaciones, rumores, falsificación de imágenes, videos y otros recursos audiovisuales y sonoros”.

CANTV reconoció “las incidencias puntuales presentadas en algunas zonas del país” y aseguró que fueron “atendidas por personal técnico de la Empresa para solventar en el menor tiempo posible”. La nota oficial refirió que Cantv se encontraba “funcionando con normalidad”. “Todas las redes de telecomunicaciones están siendo impactadas por el interés y uso masivo, a propósito del proceso electoral del 6 de diciembre, por lo que se sugiere el uso racional del servicio. En aras de garantizar la tranquilidad y normalidad del proceso electoral, Cantv explica que la transmisión de la data asociada al evento del domingo 6 de diciembre, la cual se realiza por canales dedicados y encriptados, está absolutamente garantizada, plataforma que ha sido reconocida por el Consejo Nacional Electoral (CNE) y diversos organismos nacionales e internacionales a través de procesos de auditoría que así lo confirman”.

1h

 

2h

 

3h

 

DESMEDIDO PROSELITISMO POLÍTICO

IPYS Venezuela monitoreó los medios de comunicación durante la campaña electoral y determinó que, en el lapso de veda electoral, el PSUV publicó al menos ocho tuits por hora, en promedio, que invitaban a sus simpatizantes a “no venderse”, a votar por la “revolución” y a rechazar “el cambio” que proponía “la derecha”, en referencia a la oferta electoral de los partidos de oposición[2].

A la par del partido de Gobierno, instituciones y empresas públicas también se valieron de la red social Twitter para durante los días de no campaña invitar a sus seguidores a votar por el oficialismo. Las etiquetas #PorMásSaludel6DGanaChávez, #RumboALaVictoriaChavista y #YoVotoPorLaGenteDeChávez, fueron utilizadas por el Ministerio del Poder Popular para la Comunicación e Información, el Ministerio del Poder Popular para la Salud, la Siderúrgica del Orinoco “Alfredo Maneiro”, la línea aérea Conviasa, entre otras, para convencer a los usuarios de sufragar a favor del oficialismo.

De acuerdo a la Ley Orgánica de Procesos Electorales, la propaganda electoral incluye todos los elementos y piezas publicitarias, difundidas y expuestas por todos los medios a su alcance, que expresan los mensajes de las organizaciones y sus candidatos durante una elección popular. La normativa prohibía eventos proselitistas fuera del lapso de campaña, la cual se estableció para esta ocasión desde las 6:00 am del 13 de noviembre hasta las 12:00 am del 3 de diciembre.

Candidatos como Víctor Clark, abanderados del PSUV por el estado Falcón, y Diosdado Cabello, candidato a diputado y actual presidente de la Asamblea Nacional, que aspiró a la reelección por el estado Monagas, tampoco desaprovecharon los 140 caracteres de la popular red social: “Santos debería saber de qué estamos hechos los hijos de Bolívar y Chávez, tus ataques nos fortalecen y unen, por cierto el #6DGanaChávez”, expresó Cabello el viernes en un mensaje dirigido al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

Ciudadanos denunciaron a través del Guachimán Electoral[3] -plataforma creada para la recepción y seguimiento de irregularidades durante los comicios- la participación de candidatos en actividades del Gobierno ese viernes, como la realización de un mercado popular navideño en la comunidad de Sarría, en Caracas, donde estuvo presente Daniel Aponte, aspirante a diputado por el circuito 3 de la capital. El operativo se realizó en todo el territorio nacional, según informó el ministro de Alimentación, Carlos Osorio, en un pase televisivo del medio estatal VTV.

El 4 de diciembre también hubo actos de inauguración de obras oficiales de transporte y vivienda en cadena nacional, que fueron transmitidos de manera obligatoria por lo menos en 1116 medios radioeléctricos estatales, privados y comunitarios.

Junto al Presidente de la República -quien también dirige el Partido Socialista Unido de Venezuela- en esta transmisión estuvieron presentes los representantes de la tolda oficialista Cilia Flores, candidata por el estado Cojedes y primera dama de Venezuela; Héctor Rodríguez, candidato por el estado Bolívar, así como otros postulados de esa entidad.

Pese a que él mismo estaba incumpliendo la normativa electoral, en esta alocución el Presidente hizo un llamado a todos los actores políticos, incluyendo a los representantes de su Gobierno, a respetar la veda electoral que inició el jueves 3 a la medianoche, en la antesala de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre.

“Yo iba a manejar el autobús, pero estamos en tiempo de veda electoral, y si yo me voy a manejar los 19 kilómetros, las 19 paradas, puede ser que la derecha maltrecha diga que estoy en campaña, y no. Respetando el mandato del Poder Electoral doy por inaugurado el Sistema de Buses Rápidos y Modernos San Félix y volveré otro día a manejar en San Félix, después de que pasen las elecciones. Respeto absoluto al Poder Electoral”, dijo Nicolás Maduro, durante la cadena.

El artículo 223 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales establece que “La información concerniente a las obras de gobierno, los mensajes y alocuciones oficiales, no podrán tener contenidos y símbolos publicitarios o propagandísticos de naturaleza electoral”.

Sin embargo, ese mismo día, BBC Mundo publicó una entrevista que le hizo a Tibisay Lucena, presidenta del CNE, quien no consideró una infracción este tipo de actos televisados. “El presidente es el jefe del Estado. Y él tiene toda la capacidad de mostrar su obra de gobierno. Y generalmente, yo me pregunto también ¿qué es lo que significa una campaña electoral? Significa mostrar tu gestión, si la tienes. Y las promesas que tú puedas hacer de las cosas que tú puedes mejorar. Y yo creo que dentro de los parámetros todos -no estamos hablando de un solo sector, poniendo la lupa en ambos lados- eso es lo que hacen los candidatos aquí en Venezuela y te aseguro que lo hacen en otras partes del mundo también”.

A diferencia de estas declaraciones, la legislación electoral venezolana estipula que los “funcionarios en general, están al servicio del Estado y no de parcialidad política”, por lo que tienen expresamente prohibido: “hacer publicidad y propaganda electoral en sus sitios de trabajo y demás dependencias públicas, inclusive mediante el uso u ostentación de la misma por cualquier medio”. Además, no está permitido que algún funcionario utilice “su cargo para favorecer o perjudicar” a algún candidato”, tal como lo establece el artículo 221 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales.

Ese mismo artículo también indica que cualquier funcionario público debe evitar “aprovechar las funciones que ejerce, o usar las influencias derivadas de las mismas, para obtener ventaja o beneficio económico u otra utilidad, para cualquier organización con fines políticos” o cualquier parcialidad que esté en juego en la contienda.

Medio comunitario a favor del PSUV

El 05 de diciembre de 2015, IPYS Venezuela recibió una denuncia sobre la violación de la normativa del Consejo Nacional Electoral (CNE) por parte de la emisora comunitaria Urquia 97.5FM, ubicada en la ciudad de Los Teques, municipio Guaicaipuro, al transmitir propaganda de candidatos oficialistas tras el cierre de campaña.

A través de su cuenta en Twitter, @RadioUrquia publicó: “¡Aquí no se rinde nadie! Este 6 de Diciembre a votar por Chávez…” acompañados de fotos del fallecido ex presidente Hugo Chávez.

Interna2_Tweet_5.12.2015

 

Interna3_Tweet_5.12.2015

 

El artículo 75 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales (LOPRE) suscribe “no se permitirá la propaganda electoral que se produzca fuera del lapso de la campaña electoral establecido por el Consejo Nacional Electoral”. Igualmente, el artículo 79 acerca de la imparcialidad de los medios señala “los medios de comunicación social, públicos o privados, y los productores independientes, no podrán efectuar por cuenta propia ningún tipo de difusión de propaganda tendente a apoyar a algún candidato o alguna candidata, ni a estimular o desestimular el voto del elector o electora a favor o en contra de alguna de las candidaturas”.

Urquia 97.5 FM transmite información deportiva y cultural a la comunidad de los Altos Mirandinos desde el 24 de agosto de 2006. Su sede se ubica en El Panadero, sector La Estrella, de la capital mirandina. Es una de las emisoras que integran la Asociación Mirandina de Medios Libres y Alternativos (Ammelya), la cual se autodefine como una fundación comunitaria que “contribuye con la construcción del socialismo y que impulsa el deporte en el Estado Bolivariano de Miranda”.

SESGO MEDIÁTICO EN CAMPAÑA

El cierre de la campaña electoral, el 3 de diciembre, estuvo marcado por el sesgo mediático que privilegió a los candidatos abanderados por el Partido Socialista Unido de Venezuela y afectó los principios de pluralidad y diversidad de voces que deben coexistir en cualquier contexto sociopolítico, y sobre todo durante los procesos electorales. Esta es una condición fundamental para preservar la salud de la democracia.

En este último día de la campaña electoral, Ipys Venezuela detectó síntomas de las condiciones desequilibradas de la campaña electoral que comenzó el 13 de noviembre.

Las televisoras más importantes de señal abierta y de alcance nacional compartieron una misma señal, con un mensaje único. El principal canal estatal, Venezolana de Televisión, y tres medios privados -Venevisión, Globovisión y Televen- transmitieron en vivo un programa “especial”, a propósito del cierre de la campaña electoral efectuada desde el Cuartel de La Montaña, en la parroquia 23 de Enero, de la ciudad de Caracas.

Por más de una hora cuatro candidatos a diputados enviaron sus mensajes al país de manera simultánea en cuatro canales de televisión, a tres días de las elecciones parlamentarias.

En este espacio estuvieron los abanderados por el partido de gobierno, Ernesto Villegas, Jacqueline Faría,  Dante Rivas y Aloha Núñez, postulados del PSUV por los circuitos 1 y 5 del Distrito Capital, por el circuito 2 del estado Nueva Esparta, y por voto lista en el estado Zulia, respectivamente.

Esta transmisión especial desde el Cuartel de la Montaña fue dirigido por los periodistas Endrina Yépez de Venevisión, Gabriel López de Globovisión, Carlos Eduardo Martínez de Televen y Luis José Marcano, presidente de Venezolana de Televisión, quien también se encargó de la conducción del espacio para una transmisión en conjunto con el sistema nacional de medios públicos.

Desde el Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela, valoramos positivamente que los medios televisivos pudieron trazar estrategias de transmisión conjunta, sin embargo, rechazamos que estas acciones se utilizaron con la finalidad de beneficiar a los candidatos de una sola toda política. Además, se sacrificó la diversidad de voces que estaban presentes durante la contienda electoral y se silenció a los candidatos de los partidos de oposición.

Preocupó también, que se utilizó este tipo de mecanismo para amplificar el discurso oficial, se impuso un mensaje único y se coartó el derecho de los ciudadanos a elegir con libertad y diversidad los contenidos que deseaban consultar a través de los medios de señal abierta.

Esta transmisión conjunta de las 4 televisoras más importantes del país supuso un desequilibrio informativo en torno a la oferta electoral, que desconoció los principios establecidos en los artículos 57 y 58 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que garantizan un proceso de “comunicación e información libre, plural, oportuno, veraz e imparcial”, al igual que lo estipula el artículo 72 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales (Lopre).

Al día siguiente, el 4 de diciembre, en cadena nacional, el Presidente de la República fustigó las preguntas de uno de los reporteros durante la entrevista conjunta. “Hubo un periodista de Globovisión, tenía que ser de Globovisión, que lo que lanzó fue plomo, hizo cuatro preguntas y las cuatro todo lo malo, todo lo malo, todo lo malo, esa es la estrategia de la guerra psicológica decirle al país nada sirve, nada sirve, nada sirve, tú no sirves, nada sirve, tú no sirves y tapar todos los avances heroicos que hemos tenido, o no es un avance heroico -con petróleo a 34 (dólares por barril), con guerra económica- llegar hoy a entregar la vivienda 900 mil. ¿Y por qué lo ocultan? No es cualquier cosa, no estamos entregando la piedra 900 mil, no, estamos entregando el hogar, el hogar para una familia 900 mil y aquí en diciembre de este año, antes de que llegue el 31 de diciembre llueva, truene o relampaguee”.

El artículo 81 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales (LOPRE) con relación a la cobertura informativa determina que “Los medios de comunicación social públicos y privados darán una cobertura informativa completa y balanceada de las informaciones relacionadas y sin tergiversar la realidad de la campaña. A tal efecto, observarán un riguroso equilibrio en cuanto al tiempo y espacio dedicado a las informaciones relativas a las actividades desarrolladas por los candidatos o las candidatas”.

Este desequilibrio informativo, también fue denunciado por periodistas que laboran en estos canales privados quienes aseguraron que recibieron presiones por parte del Gobierno Nacional ese mismo jueves 3 de diciembre. IPYS Venezuela consultó a los representantes de los medios privados en relación a estos hechos, sin embargo, no accedieron a declarar sobre este tema.

El rector del CNE, Luis Emilio Rondón, mostró su inconformidad con el hecho de que las televisoras en sus transmisiones promovieran a un solo sector. En su cuenta en Twitter, escribió: “Condeno la violación flagrante de la normativa electoral por televisoras en transmisión conjunta para promover una sola parcialidad política”.

Interna_tuitLuisEmilioRondón_4.12.2015

 

El diputado y candidato a la reelección por la Mesa de la Unidad Democrática en el Distrito Capital, Tomás Guanipa, denunció el mismo jueves 3 que el gobierno de Nicolás Maduro se encontraba presionando a los canales privados para transmitir en cadena este programa. “Queremos denunciar el atropello que viene realizando el gobierno nacional en su desesperación, que busca obligar a los canales privados a unirse a una especie de cadena nacional de 9 a 11 de la noche, al transmitir un programa especial con todos los candidatos del PSUV desde el Cuartel de la Montaña”, apuntó Guanipa.

Guanipa exigió al Consejo Nacional Electoral hacer cumplir la normativa “para que todos tengamos igual acceso a poder informar sobre nuestras campañas”. Jesús “Chuo” Torrealba, Secretario Ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática, y Henrique Capriles Radonski, dirigente del partido Primero Justicia y actual gobernador del estado Miranda, también hicieron eco de esta denuncia a través de sus cuentas en la red social Twitter.

Interna_tuitChuo_4.12.2015

 

Interna_tuitCapriles_4.12.2015

 

La orden oficial

Horas antes de esta transmisión televisada, Villegas, Núñez y Rivas estuvieron en el acto de cierre de campaña del Gran Polo Patriótico, que fue liderado por el Presidente de la República y Presidente del PSUV, Nicolás Maduro, quien a través de una transmisión de Venezolana de Televisión dictó órdenes que intentaban viciar la independencia editorial y la libertad en la jerarquización de los medios en el país.

“Si yo fuera periodista yo titularía mañana: ‘El chavismo cierra la campaña mandando”. Esta misma frase fue la noticia principal del día 4 de diciembre en el diario Ciudad Caracas, que edita la Alcaldía de Caracas, bajo la gestión oficialista, y fue parte del sumario en la primera página del periódico estatal Correo del Orinoco: “Estamos ganando una vez más”. En el mismo tono abrió Últimas Noticias, diario privado pro oficialista: “El chavismo arrasa el 6-D”.

aa

 

Restricciones a los corresponsales extranjeros

Previo al cierre de campaña, trabajadores de medios extranjeros que viajaron a Venezuela para dar cobertura a los comicios denunciaron a IPYS Venezuela trabas administrativas que condicionaron su labor informativa. El 30 de diciembre de 2015, IPYS Venezuela exhortó al Estado venezolano a respetar el trabajo de corresponsales de medios internacionales, a quienes el Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (MinCI) les solicitó firmar una carta de compromiso durante la cobertura de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre.

En el documento, que no se corresponde con los estándares internacionales de libertad de expresión, se obligó a los periodistas a estar de acuerdo con la revocación de su credencial periodística si el Estado considerase que violentaron “los principios del estado democrático”.

La credencial es el permiso que otorga la Dirección General de Comunicación de Gobierno del Minci a los periodistas y trabajadores de medios de comunicación extranjeros para que puedan hacer trabajos periodísticos de manera permanente o por un período temporal en el país.

Este requisito tampoco está contemplado en los procedimientos del Minci para acreditar a corresponsales, colaboradores y enviados especiales de medios extranjeros en Venezuela, según la Resolución N° 053 del 27 de abril de 2004, publicada en la Gaceta Oficial N° 37.930 del 4 de mayo de 2004.

Desde que Nicolás Maduro asumió la presidencia de la República en abril de 2013, su gobierno mantiene un discurso que cuestiona y señala a los trabajadores de la prensa extranjera. Reiteradamente se les acusa de formar parte de una campaña mediática, que pretende desprestigiar a las autoridades oficiales y promover una supuesta guerra económica.

Autoridades migratorias del Aeropuerto Internacional “Simón Bolívar”, en Maiquetía, estado Vargas, impidieron el ingreso al país de los equipos audiovisuales de CNN en Español (EE UU), Televisa (México), Telefé (Argentina) y Reuters (España), todos medios internacionales. A los reporteros se les exigió una “declaración temporal de equipos”, documento que no les fue solicitado por las embajadas de Venezuela en sus países de origen, donde previamente tramitaron su acreditación.

Marco Antonio Coronel, periodista del programa Punto de Partida transmitido en Televisa, canal mexicano, relató a IPYS Venezuela que sus equipos de trabajo fueron retenidos en el aeropuerto, luego de que autoridades le notificaran acerca de esta declaración temporal. Este hecho se repitió con los reporteros Patricia Janiot (CNN Español), Guillermo Panizza (Telefe) y Carlos Carrillo (Reuters).

“Hace 20 días, el equipo de producción del programa comenzó los trámites de acreditación para que pudiésemos viajar a cubrir las elecciones. Cumplimos con la tramitación de los documentos que el consulado venezolano solicitó para darnos las credenciales, pero no nos notificaron acerca de esta nueva petición”, dijo Coronel.

IPYS Venezuela tuvo conocimiento de que los trámites de acreditación para corresponsales extranjeros y enviados especiales en los últimos meses, se realiza en las embajadas de Venezuela de los distintos países. Esta diligencia anteriormente se realizaba a través del Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (Minci).

En 2014, el gobierno venezolano revocó credenciales a los corresponsales Patricia Janiot, Fernando del Rincón y Osmary Hernández de CNN Español en, al menos, tres oportunidades. Esto ocurrió en el contexto de las protestas civiles entre los meses febrero y mayo.

En reiteradas ocasiones, IPYS Venezuela ha exhortado al gobierno venezolano a respetar la labor informativa de los corresponsales y trabajadores de la prensa extranjera, y garantizar su seguridad, durante momentos coyunturales para el país, de acuerdo con los estándares internacionales sobre libertad de expresión consagrados y ratificados en los artículos 23, 57, 58 y 337 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Periódicos saturados de publicidad oficial

Mediante un monitoreo de medios impresos durante los primeros días de campaña, entre el 13 y 16 de noviembre, IPYS Venezuela corroboró que en los distintos estados del país hubo un despliegue propagandístico a favor de un solo sector: el oficialista.

Publicidades de la tolda de gobierno, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), aparecen en color, a media página, en toda la página o hasta en dos páginas de estos diarios. Las propagadas utilizan la figura del ex presidente fallecido Hugo Chávez, de la gobernación o de algún candidato a diputado a la Asamblea Nacional inaugurando, prometiendo u ofreciendo algún tipo de bienes al pueblo.

Se encontraron piezas propagandísticas que descalifican el trabajo de los partidos opositores, con el siguiente mensaje: “Así es la derecha… le niegan los recursos al pueblo… no te dejes engañar”, y de fondo imágenes de algunos de los candidatos a diputados de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para las parlamentarias.

aas

 

Medidas excesivas

En Mérida, a comienzos de la campaña electoral, la emisora privada 101.5 FM emitió un memorándum informativo a su personal en el que se prohibía hacer entrevistas de promoción política. Quien lo hiciera, debía pagar en bolívares el costo de dicha difusión.

El comunicado, emitido el 3 de noviembre, no permite hacer entrevistas de “promoción de imagen personal, promoción de gestión de instituciones públicas y privadas, promoción de eventos políticos, promoción de eventos privados con lucro o respaldando instituciones públicas o privadas”.

Otras prohibiciones explícitas fueron leer “al aire la difusión de noticias o mensajes enviados por la audiencia promocionando a personas, instituciones públicas y privadas o eventos donde haya lucro. Toda aquella persona o institución que desee promocionar su actividad política, de gestión tanto pública como privada y/o eventos debe pasar previamente por la administración a cancelar el costo de dicha difusión… Cada entrevistador o lector de mensajes y noticias al aire será responsable directo de aquella difusión que aquí queda expresamente prohibida y por lo tanto deberá cancelar a la administración el costo correspondiente”.

Este tipo de medidas que toma la gerencia de medios puede derivar en censura interna que silencie voces necesarias para la deliberación democrática.

USO ABUSIVO DE LOS MEDIOS PÚBLICOS

En este lapso, IPYS Venezuela también documentó el uso indiscriminado e medios públicos e instituciones gubernamentales para favorecer a la tolda oficialista.

Durante la campaña electoral, el canal de Youtube del Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (Minci) -órgano del Estado venezolano- publicó alrededor de 30 videos de propaganda y proselitismo político a favor de los candidatos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), tolda política afiliada al Gobierno nacional[4].

Algunas de las piezas audiovisuales difundidas por el organismo público se enmarcaron en las campañas “Somos pueblo valiente”, “Somos los de Chávez” y “Pueblo Victorioso”, las cuales fueron creadas por el PSUV. Estos mensajes aparecen con su respectivo Registro de Información Fiscal (RIF), tal y como lo establece la normativa que rige los procesos electorales.

Los videos publicados también hacen un llamado de atención a la población chavista para que no vote por los candidatos opositores, debido a que eso significaría la pérdida de los beneficios que reciben los pensionados o aquellos venezolanos que de forma gratuita han obtenido computadoras “canaimitas” y han recibido atención médica en los Centros de Diagnóstico Integral (CDI), que forman parte del sistema de salud pública.

Los videos de Youtube se expanden a los usuarios de la cuenta oficial de Twitter del Minci, en el que, abiertamente, se les ha invitado a apoyar a los representantes del partido de Gobierno. “Solo unidos podremos sostener nuestra bella revolución. Nuestros candidatos son la verdadera opción”, expresa uno de los tuits publicados por @Mincioficial el pasado martes 1 de diciembre.

Los mazazos en campaña

Venezolana de Televisión privilegió los programas del Presidente de la República, En contacto con Maduro, y el del Presidente de la Asamblea Nacional Diosdado Cabello, quien además fue candidato a la reelección. Desde su espacio Con el mazo dando continúo con su estrategia proselitista, con llamados recurrentes a votar por el PSUV. Recrudeció su discurso de criminalización a través de las delaciones televisadas, que se fundamentaron en reportes de supuestos patriotas cooperantes que fungen como informantes tácticas.

Durante la campaña, Cabello, también vicepresidente del partido oficial, hizo tres programas, transmitidos los miércoles 18 y 25 de noviembre, y el 2 de diciembre. Estos tres programas los realizó desde el estado Monagas, entidad por la que él estaba postulando. Además de que su candidatura y su cargo estaban comprometidos, el Presidente del Parlamento tuvo, en estas emisiones, como invitados en el público a candidatos a diputados, práctica que empezó a implementar desde septiembre, en la precampaña electoral.

En la sección de los Mazazos, que dedica a leer las delaciones televisadas, Diosdado Cabello emitió 73 acusaciones en contra de candidatos de oposición, militantes de partidos políticos, activistas de DDHH de organizaciones no gubernamentales, representantes del cuerpo diplomático, empresarios, miembros de instancias universitarias y de la iglesia católica[5].

A través de este espacio, Diosdado Cabello llamó abiertamente a votar por los aspirantes oficialistas y reiteró que las toldas de oposición formaban parte de un plan de desestabilización internacional en contra de “la revolución”. Insistió en que los problemas del país forman parte de una “guerra económica” en contra de la actual gestión gubernamental, al tiempo que se afianzó en mensajes grabados de Hugo Chávez, la imagen central de esta campaña electoral por el partido de gobierno.

ARBITRARIEDADES POSELECTORALES

El escenario postelectoral estuvo marcado por decisiones arbitrarias que buscaban afectar la pluralidad y diversidad de voces a través de los medios del parlamento nacional.

También, se escucharon declaraciones militantes de periodistas comprometidos con el Partido Socialista Unido de Venezuela y “la revolución”, a través de los medios estatales.

Luego del pronunciamiento de reconocimiento de los resultados del Presidente de la República, en la madrugada del 7 de diciembre, los tres anclas que conducían el operativo electoral de Venezolana de Televisión, declararon: “Vean nuestras caras. Nosotros estamos dolidos porque perdimos una elección. Los que estamos aquí somos chavistas y continuaremos siendo chavistas”. “Revolucionarios unidos y en batalla, lo decía el Presidente Nicolás Maduro”.

“Me siento hijo del Presidente Nicolás Maduro”. “Los hijos de Chávez tenemos las enseñanzas de ese hombre. Nosotros sabemos cómo actuar en esta circunstancia (en la que los resultados electorales indicaron que la Mesa de la Unidad Democrática ganó la mayoría en el parlamento) porque no es la primera vez que nos toca”, dijeron desde el estudio de Venezolana de Televisión, principal canal del Estado.

Mensajes de descalificación

A menos de 24 horas después de que se dieran los resultados electorales, se generaron diversas reacciones ante las declaraciones de descalificación que el diputado electo, Henry Ramos Allup, emitió en contra de la Fundación Televisora Asamblea Nacional, mejor conocida por ANTV.

“Lo primero que vamos a hacer es abrir las puertas de la Asamblea para que los periodistas puedan entrar libremente. Esto lo convirtió Diosdado Cabello en un chiquero cerrado, donde sólo podía transmitir esa vergüenza que es el canal de la Asamblea Nacional (ANTV). ¡Eso va a cambiar! Vamos a cambiar el canal de la Asamblea Nacional, la cámara va a tener otras direcciones, la dirección de la AN va a estar dirigida a que todos los diputados sean respetados, aún los de la minoría”, aseguró Ramos Allup, quien además es secretario general de Acción Democrática (AD), partido político de oposición.

IPYS Venezuela rechazó estas declaraciones y recuerda que los diputados deben respetar la labor de los periodistas y no criminalizarla. Sobre todo, deben evitar mensajes que promuevan la violencia, no dirigir amenazas ni presiones que pongan en riesgo la labor periodística.

El Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela, también, exhortó al Estado venezolano a garantizar que los medios estatales promuevan espacios de pluralidad e independencia informativa y de opinión, así como la participación de los ciudadanos, sin distinciones ideológicas, a través de la difusión de contenidos que reflejen los asuntos de interés de todos los sectores del país. Estos hechos ocurrieron entre el 7 y el 9 de diciembre de 2015, luego de los comicios parlamentarios en los que resultó electa una mayoría de diputados de oposición.

Trabajadores de este medio de comunicación se pronunciaron el 7 de diciembre para rechazar que Ramos Allup hubiese advertido con hacer cambios en la directiva del canal.

“Usted desató un odio que como consecuencia, hemos recibido amenazas de muy pocos, pero muy violentos. Es por esto, que lo hacemos responsable de lo que nos pueda pasar a cada uno como trabajadoras y trabajadores de la Fundación Televisora de la Asamblea Nacional, de todos los que con orgullo llevamos este logo en el pecho. Aprendimos del mejor maestro a ser respetuosos y aceptar los resultados del Consejo Nacional Electoral (CNE) y seguiremos su ejemplo hasta el final”. “Qué viva Bolívar y Chávez”.

Un día después, el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, acordó de manera discrecional traspasar las concesiones de los medios ANTV y ANRadio a los trabajadores de estas fundaciones pertenecientes al parlamento. Justificó que esta decisión la tomó en rechazo a las críticas que hizo Ramos Allup en contra de este medio. Además, argumentó que William Castillo, presidente de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL) refrendaba esta decisión, que luego fue avalada personalmente por Castillo a través de Twitter.

“Me tomé la libertad de llamar al Presidente de Conatel, William Castillo, le hice el planteamiento y apenas en la AN firmé lo que tenga que firmar, esas concesiones serán entregadas a los trabajadores para que sean los nuevos propietarios”, dijo.

En su alocución, el Presidente de la República, Nicolás Maduro, afirmó estar de acuerdo con la propuesta de Diosdado Cabello, y aseguró que su gobierno dará todo el apoyo a los trabajadores de esta planta televisiva.

Esta es una decisión arbitraria que no se sustenta en el marco nacional de regulación de las telecomunicaciones. Aunque la Ley Orgánica de Telecomunicaciones no establece garantías sobre el funcionamiento de los medios de servicio público, en su artículo 74 señala que CONATEL solo podrá cambiar la gestión de una frecuencia cuando el medio incurra en irregularidades que atenten contra la seguridad nacional, problemas de interferencia, y obsolescencia tecnológica.

La cruzada de ANTV

Ipys Venezuela, analizó la programación de este canal estatal y determinó que semanas previas a la campaña electoral prevaleció el despliegue proselitista a favor de los candidatos del Gran Polo Patriótico. Al menos 79% del contenido de los noticieros de la televisora del Parlamento se dedicaron a exaltar los logros del gobierno nacional.

Las propuestas legislativas de los candidatos a la Asamblea Nacional pasaron a un segundo plano, al lado de la importancia de mantener el legado del fallecido Hugo Chávez y de las disertaciones sobre el proceso revolucionario. El canal televisivo de la Asamblea Nacional se convirtió en una plataforma de campaña para los candidatos del PSUV e impulsar el ventajismo oficial.

La figura omnipresente en la programación del canal de televisión de la Asamblea Nacional (ANTV), adscrita al parlamento fue el fallecido Hugo Chávez Frías. Él formó parte de la escenografía, del discurso de periodistas y entrevistados y también es el protagonista de la propaganda oficial. En los programas de opinión hay retratos y bustos sobre los escritorios.

En tres días de análisis, durante octubre y noviembre de 2015, al menos 79% del contenido de los noticieros de la televisora del parlamento se dedicó a exaltar los logros del gobierno nacional. En su programación destacó el despliegue proselitista a favor de los candidatos del Gran Polo Patriótico.

RECOMENDACIONES

IPYS Venezuela insiste en exhortar a las instituciones estatales y no estatales, para que respeten las condiciones necesarias para que haya un proceso de comunicación libre, equitativo, plural e independiente.

Es urgente que las instituciones estatales y no estatales renueven el compromiso con la libertad de expresión y de opinión plural, garantizando la libertad de acceso a la información y medidas para combatir amenazas y ataques contra periodistas.


 

[1] IPYS Venezuela monitorea las condiciones para el ejercicio de la libertad de expresión y el derecho a la información en Venezuela. Para ello, se hacen consultas directas de fuentes oficiales y no oficiales. Cada caso se sustenta con el testimonio de los afectados. Este trabajo se apoya en la labor de nuestra Red Nacional de Corresponsales, que cubre 64% del territorio venezolano. Los registros se publican en el sistema de alertas que está disponible en www.ipys.org.ve.

[2] Lea nuestro trabajo en: https://ipysvenezuela.org/2015/12/07/en-veda-electoral-gobierno-usa-redes-sociales-y-actos-oficiales-para-realizar-propaganda-y-proselitismo-politico/

[3] Guachimán Electoral es un proyecto de observación ciudadano que levantó reportes sobre el proceso electoral, con la participación de infoactivistas. Esta plataforma fue coordinada por un grupo de periodistas, programadores, desarrolladores, estadísticos e investigadores sociales, bajo el auspicio de IPYS Venezuela, Asamblea de Educación, en alianza con medios de comunicación digitales e impresos.

[4] Lea nuestro trabajo completo en: https://ipysvenezuela.org/2015/12/03/minci-convierte-su-canal-de-youtube-en-un-espacio-de-propaganda-para-candidatos-del-psuv/

[5] Este es un monitoreo exclusivo y continuo que realiza IPYS Venezuela, bajo una metodología que construyó el equipo de investigación y se implementa desde octubre de 2014.

ANEXO

Descargar (PDF, 309KB)

DESCARGA EL DOCUMENTO EN PDF AQUÍ:

Imagen destacada

Descargar (PDF, 611KB)

Ver también

Organizaciones de la sociedad civil demandan al estado nicaragüense la inmediata liberación de periodistas privados de su libertad

IFEX-ALC y otras organizaciones de derechos humanos expresan su rechazo a los múltiples intentos realizados …