#DesinformaciónElectoral | Los coristas del oficialismo

  • Actores como Henri Falcón, Timoteo Zambrano, Luis Parra y Claudio Fermín fungieron como “el coro” del chavismo. Los mensajes de la oposición aliada del gobierno intentaron justificar la legitimidad de los cuestionados comicios del 6D

  • Discursos en redes sociales exaltaron la naturaleza democrática del voto, y algunos abordaron incluso el tema de las garantías electorales. Las proyecciones previas dadas sobre la alta participación quedaron solo en palabras

La escasez discursiva fue el mecanismo adoptado por los voceros de la oposición aliada del gobierno para generar desinformación durante las elecciones legislativas del 6 de diciembre. Dirigentes como Henri Falcón, Timoteo Zambrano, Luis Parra y Claudio Fermín actuaron como “coristas” del oficialismo, en una práctica dialéctica caracterizada por los discursos a medias, las pocas declaraciones públicas y los mensajes comunes. Si los contenidos del chavismo exaltaron la participación electoral, los sectores adversos hacían lo propio para minimizar la abstención en alocuciones que fueron difundidas vía redes sociales, particularmente en Twitter e Instagram; y medios de comunicación de corte oficial. 

La línea comunicacional de quienes se lanzaron como “los contrincantes” del Psuv en la carrera hacia el Parlamento tuvo cuatro etapas: el llamado a la ciudadanía a participar a través del argumento de que el voto es la única herramienta para el cambio político, la matriz mediática de la legitimidad del proceso electoral, el mutismo y responsabilizar a la oposición encabezada por Juan Guaidó y a la ciudadanía por la “derrota” electoral entendida como abstencionismo. La adjudicación por el Consejo Nacional Electoral (CNE) de diputados que presuntamente habían perdido la votación fue otro foco desinformativo que involucró a figuras como Zambrano y Parra.

Falcón, un político que ha participado en elecciones cuestionadas 

No es la primera vez que Henri Falcón, líder de Avanzada Progresista y ex gobernador del estado Lara, compite en unos comicios carentes de condiciones democráticas. Esta afirmación encuentra sus antecedentes en las cuestionadas presidenciales de 2018 que, según el CNE, dieron como vencedor a Nicolás Maduro. Esos comicios fueron rechazados por la oposición democrática, organizaciones internacionales y más de 50 países, generando un “vacío de poder” en el Ejecutivo. En este contexto de irregularidades, Falcón fue candidato presidencial. Sin embargo, el 20 de mayo de ese año interpuso un recurso de amparo ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) por considerar “fraudulentos” los comicios, reseñó Efecto Cocuyo.

Dos años después, y de cara a las legislativas del 6D, las cuales se llevaron a cabo en un ambiente de intervenciones de las juntas directivas de partidos políticos nacionales y designación de juntas Ad Hoc que pudieron usar los logos y colores de las toldas, la modificación de la elección indígena a unos comicios de segundo grado, el incremento irregular del 66% de los curules y la reforma del Título XIV del Reglamento de la Ley Orgánica de Procesos Electorales (Lopre), referente a la observación nacional de los procesos electorales y el acompañamiento internacional, Falcón conformó la Alianza Democrática en conjunto con Bernabé Gutiérrez, secretario Ad Hoc de AD; Timoteo Zambrano, líder de Cambiemos, y Javier Bertucci, representante de El Cambio, para aspirar por un curul del parlamento venezolano.

El 25 de septiembre de 2020, dos meses y 11 días antes de las parlamentarias del 6D, Falcón anunció el retiro de su candidatura a diputado porque aspira a competir por la Gobernación de Lara en los comicios regionales de 2021, de este modo lo reseñaron El Pitazo y Banca y Negocios. Sin embargo, esto no evitó que desempeñara un rol principal dentro de la vocería y campaña de Avanzada Progresista y la Alianza Democrática. 

Participación, mutismo y curul 

Un monitoreo realizado por IPYS Venezuela entre el 25 de noviembre y el 3 de diciembre, días previos al evento electoral, permitió caracterizar que el discurso de Henri Falcón se enfocó en usar un lenguaje de confrontación hacia el gobierno de Nicolás Maduro y los diputados de la legítima Asamblea Nacional (AN), en el que que resaltaron expresiones como: “¡Vamos a dar la batalla electoral hasta mandarlos al carajo!” .

De hecho, fue uno de los tres líderes de la oposición aliada del gobierno que se sumó a la línea discursiva posicionada por Nicolás Maduro el 1 de diciembre cuando afirmó: “Al pueblo se lo digo, dejo mi destino en sus manos, si vuelve a ganar la oposición, yo me voy de la Presidencia; si la oposición gana las elecciones, yo no me quedaré más aquí, dejo mi destino en manos del pueblo de Venezuela.

Tras estas declaraciones, Falcón se sumó al “reto”, y publicó en su cuenta de Twitter el siguiente mensaje: “¿Quieren más razones para salir a votar los venezolanos? Si todos tomamos las calles y los centros ¡Maduro está obligado a irse!”. La misma afirmación fue replicada en sus cuentas de Facebook e Instagram, plataformas que sirvieron para reiterar los mensajes generados del debate político de Twitter. 

Por su parte, el 6D enfocó su discurso en el llamado a la participación a partir del argumento de que “votar en las parlamentarias era el primer paso para el rescate de Venezuela”. Falcón generó mensajes de proselitismo político post campaña electoral, contraviniendo la Ley de Procesos Electorales (Lopre), los cuales fueron publicados en sus cuentas de Twitter, Instagram y Facebook en pleno proceso comicial. Los mencionados mensajes en los que resaltaron expresiones como No votar es permitir que Maduro siga en el poder y se apropie de otra instancia valiosa como la Asamblea Nacional” iban acompañados del logo de Avanzada Progresista.

Asimismo, se detectaron mensajes de desinformación, es decir, discursos construidos con información engañosa o imprecisa que es diseñada, presentada y promovida con el propósito deliberado de confundir a la población, durante el evento electoral. 

Por ejemplo, el 6 de diciembre, a las 1:50 p.m., Falcón escribió en Twitter: “¡La abstención es una ruta sin destino y conduce a la nada! #Venezuela hoy se juega el destino de la AN; o votamos para preservarla y ponerla al servicio de la gente, o dejamos que Maduro se la apropie para seguir hundiendo al país ¡Con el voto tú decides! #VOTA”. 

Este mensaje de Falcón pretendió dar un cariz de legitimidad a unos comicios caracterizados por las irregularidades. Además, obvió lo ocurrido con la AN de mayoría opositora de 2015, la cual fue inhabilitada por la sentencia Nro.1/2016 del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). Desde entonces, de cara al Ejecutivo, las funciones del parlamento fueron usurpadas por el máximo tribunal. Es decir, en cuanto a funciones legislativas se refiere, ya el gobierno de Maduro se había “apropiado” de la AN. 

Desde las 4:34 p.m del 6 de diciembre, hasta las 11:25 a.m del 8 de diciembre en las redes sociales de Falcón reinó el mutismo. De este modo, tras los resultados electorales, se sumó al silencio de la oposición aliada del chavismo que IPYS Venezuela caracterizó en el reporte Los actores políticos de la desinformación en las Parlamentarias 2020.

Sus primeras reacciones a los resultados se hicieron públicas a través de una rueda de prensa transmitida en redes sociales el 8 de diciembre. En la alocución explicó que se registraron factores determinantes que incidieron en los resultados obtenidos: “Hubo una mayoría neutralizada por el discurso manipulador, un porcentaje de la población afectada por la escasez de gasolina, venezolanos en el exterior que no pudieron votar y miedo al Covid-19”, aseguró.

“Si nosotros hacemos una simple operación matemática, si el Registro Electoral Permanente sobre la base del cual se adelantó este proceso es de 20 millones, y siempre de manera reiterada se ha sostenido que hay entre cuatro y cinco millones de venezolanos en el exterior, el punto de partida es de 15 millones de electores, si es eso es así, la abstención no fue del 69%, fue alrededor del 61%”, aseguró Falcón de acuerdo con una reseña de Tal Cual

Un día después, el 9 de diciembre, publicó un hilo en Twitter donde aseguró: “Aquí no perdió una alianza, aquí perdió una gran oportunidad el país el 6 de diciembre. ¿Quién perdió?, todos queridos hermanos, Venezuela continúa en la crisis estructural y el pueblo sufriendo”. Desde entonces, su discurso se ha orientado en responsabilizar a la oposición democrática por la baja participación que, según Falcón, originó la “pérdida” del parlamento. 

Parra, el diputado Clap

El nombre de Luis Parra cobró relevancia en la agenda pública el 1 de diciembre de 2019 cuando fue señalado en el reportaje ¿Necesita lavar su reputación? Se alquilan diputados para tal fin, publicado por Armando.info. De acuerdo con la investigación del periodista Roberto Deniz, Parra formó parte de una trama de corrupción de diputados que hicieron giras internacionales para otorgar indulgencias y eximir a empresarios como Carlos Liscano de ser socio de Álvaro Pulido y Alex Saab, y de estar vinculado con la trama de corrupción de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap).

Tras estos hechos, el partido Primero Justicia (PJ) en el que se desempeñaba como coordinador regional acordó separar al diputado de la tolda aurinegra.  Un mes y cuatro días después, el 5 de enero de 2020, Parra se proclamó sin quórum como presidente del Parlamento. Aunque fue reconocido en tal rol por el gobierno de Nicolás Maduro, para la oposición democrática y la comunidad internacional, Juan Guaidó continúa siendo el presidente de la AN.

De cara a los comicios del 6D, Parra junto a otros diputados disidentes como José Brito, conformaron el partido Primero Venezuela, bajo cuyo paraguas participaron como candidatos a diputados para el período 2021-2016.

Los días previos a la elección, y haciendo caso omiso de su supuesta presidencia del parlamento, Parra enfocó su campaña en mostrar los recorridos regionales y definirse como una nueva “alternativa democrática”. La etiquetas posicionadas durante la campaña electoral fueron: #PorVzlaPonleElPecho #PrimeroVenezuela.

Asimismo, el 6D mostró sus fotografías ejerciendo el sufragio e hizo llamados a la participación ciudadana a través de sus redes sociales.

En el caso de Parra, al igual que los otros candidatos de la oposición aliada del gobierno, se mantuvo en silencio tras los resultados de las parlamentarias. Desde las 12:51 p.m., del 6 de diciembre, hasta la 1:25 p.m., del 9 de diciembre se mantuvo en mute en sus redes sociales.

Un libreto repetido

Timoteo Zambrano se unió a la premisa del gobierno de resaltar una  “gran participación” en las parlamentarias. El dirigente aseveró en un mensaje publicado el 6D cerca de las 3:30 p.m. que: “Hoy queremos agradecer a los millones de venezolanos que han salido a ejercer su derecho al voto en estas elecciones a la AN”, lo que daba a entender que una alta afluencia de votantes se encontraban en los centros electorales. El líder del partido Cambiemos también se apegó a la línea discursiva del oficialismo al compartir contenidos tanto en Twitter como en Instagram que resaltaban al voto como “la única vía posible para reinstitucionalizar el país”. Además, catalogó al sufragio de “irrenunciable”, en una invitación clara a la no abstención en los comicios.

El monitoreo realizado por IPYS Venezuela entre el 25 de noviembre y el 3 de diciembre evidenció que el discurso de Zambrano fue menos confrontativo que el de sus compañeros de alianza política. Sus publicaciones tanto en Twitter como en Instagram estuvieron orientadas a mostrar sus recorridos de campaña en Bolívar, Monagas, Sucre, Caracas, Miranda y Barinas.

Los tópicos que resaltaron en su discurso fueron: romper la dualidad de poderes en el país a través de una nueva AN, la no injerencia internacional, la promesa de un programa de estabilización económica e institucional durante los primeros 100 días. Asimismo, el llamado a la participación lo hizo desde dos líneas: bajo el argumento del voto como derecho constitucional y responsabilidad colectiva, y el “rechazo” del pueblo venezolano tanto al gobierno de Maduro como a la Consulta Popular de la oposición democrática, situándose así comunicacionalmente en medio del chavismo y los sectores de oposición liderados por Juan Guaidó. Las etiquetas de Zambrano durante la campaña fueron: #CambiemosVenezuela, #CambiemosMC y #Parlamentarias2020

La mesita de Zambrano

El 19 de septiembre de 2019, de acuerdo con una reseña de Poderopedia Venezuela, Zambrano encabezó un sector minoritario de la oposición junto a Luis Augusto Romero, de Avanzada Progresista, a Claudio Fermín y a Rafael Marín, ambos de Soluciones para Venezuela; y sostuvieron una mesa de diálogo con la vicepresidenta del gobierno de Maduro, Delcy Rodríguez, el entonces ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, el canciller, Jorge Arreaza y el ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz, en representación del oficialismo.

En el encuentro, que se llevó a cabo en los espacios de la Casa Amarilla, sede de la Cancillería, se acordó que los diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), regresarían a sus curules en la AN de mayoría opositora, así como la designación de un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE) y la liberación de presos políticos.

Zambrano y compañía, de acuerdo con el TSJ, interpuso una demanda el 4 de junio de 2020 donde solicitaba al máximo tribunal “(…)declaratoria de omisión legislativa por parte de la Asamblea Nacional de designar a los funcionarios y funcionarias que sustituirán en sus cargos a los Rectores y las Rectoras Principales y Suplentes del Consejo Nacional Electoral”.

En respuesta a la solicitud, la Sala Constitucional del TSJ declaró la omisión inconstitucional de la AN en la designación de los integrantes del CNE, a través de la sentencia Nº 68 emitida el 05 de junio de 2020.

Fermín, palabras en la sombra

El discurso de Claudio Fermín, quien fue candidato y líder del partido Soluciones para Venezuela, estuvo al margen en la conversación política en comparación con otras figuras de la oposición aliada del gobierno. En sus pocas alocuciones, hizo referencia al Parlamento electo en 2015. El 6 de diciembre dijo que “hace parte de estas elecciones porque siente que el país requiere una Asamblea Nacional que busque acuerdos y no conflictos”. Sus palabras fueron dadas a conocer por los medios Unn Radio y Correo del Orinoco.

La propaganda y el proselitismo formaron parte de los contenidos compartidos por Fermín. En plena jornada electoral, el dirigente de la oposición aliada del gobierno retuiteó un mensaje de la cuenta de su tolda política que iba acompañado de un video tutorial de cómo votar por su tarjeta.

El llamado a la participación también resaltó entre los mensajes difundidos por Fermín, un punto en común con otros actores tanto del oficialismo como de su oposición aliada. Pese a ello, su perfil fue moderado y jugó un papel más de replicador que de generador de noticias o debate político. De hecho, su enfoque discursivo entre el 25 de noviembre y el 3 de diciembre fue mostrar los recorridos de su campaña en Puerto Cabello, estado Carabobo; Miranda, Sucre, Nueva Esparta, Yaracuy y Caracas. Para ello, usó ideas asociadas con la participación, las soluciones (en honor a su partido), y el cambio. Entre las etiquetas utilizadas estuvieron: #YoVotoEnLaDelMapa, #EstoTieneSolución, #AquíEstáLaSolución, y #DefiendeTuVoto. 

Diputaciones caen del cielo

Una vez el CNE dio su primer boletín con los resultados el 7 de diciembre, diputados pertenecientes a la oposición aliada del gobierno como Timoteo Zambrano y Luis Parra quedaron sin curules. A pesar de eso, en un segundo boletín, el órgano comicial venezolano adjudicó diputaciones a estos candidatos.

En el caso de Parra, cinco días después de las elecciones, el 11 de diciembre, publicó un tuit donde anunciaba que había recibido, por parte del CNE, su credencial como diputado para el próximo quinquenio. Pese a que, como reseñó el Guachimán Electoral, este era parte de la lista regional del estado Yaracuy y salió derrotado.

De acuerdo con el CNE, los diputados postulados por parte de Primero Venezuela por voto lista nacional fueron: José Brito, José Gregorio Noriega, José Ponente Parra, Julio César Figueroa, César Loaiza Rincón, Manuel Alfonzo Rivero, Jorge Rafael García, Eleazar José Armas y Samir Gamal Ezzi, de los cuales, tras los primeros dos boletines del Poder Electoral, resultaron electos Brito y Noriega.

Parra, por su parte, era candidato voto lista regional por Yaracuy, pero perdió. De acuerdo con Guachimán Electoral, “la web de resultados del CNE adjudicó los tres puestos de la lista al PSUV. La lista regional de Primero Venezuela quedó en segundo lugar, sin escaños”. 

Con relación a Timoteo Zambrano, este político ofreció una rueda de prensa junto a Bernabé Gutiérrez y Henri Falcón, en la que aseguró haber sido escogido parlamentario el 6D y contar con los votos necesarios, así lo indicaron medios como Tal Cual y Runrun.es.

En sus declaraciones, el dirigente del partido Cambiemos afirmó textualmente que “le faltaban el 0,14% de los votos para ser electo como parlamentario por lista nacional” y que no se habían totalizados, puesto que presuntamente “hubo retrasos en la transmisión de la data debido a problemas de electricidad, y que se concretó el martes 8 en la tarde con Zulia, Miranda, parte de Lara, Anzoátegui, Sucre y Delta Amacuro”. A excepción de esos problemas notificados tras los resultados, Zambrano nunca denunció ninguna irregularidad ni falla técnica durante las parlamentarias. Por el contrario, exaltó las garantías del proceso y declaró: “Aquí estamos, en un proceso electoral que ha tenido altos y bajos, con garantías y condiciones muy superiores al año 2015, cuando obtuvimos una victoria clamorosa, para nosotros es profundamente satisfactorio anunciar las garantías que logramos”. Estas palabras fueron reseñadas por el portal web del canal VTV

Sobre el tema de su adjudicación, el aspirante a diputado acotó que su partido tenía una alianza con las organizaciones Movimiento Ecológico y Avanzada Progresista, lo que presuntamente también le permitió obtener la cantidad necesaria de votos para llegar a la AN. Sin embargo, el Poder Electoral no informó de esta alianza y las modificaciones nunca se reflejaron. Los videos con fragmentos de la explicación de Zambrano fueron compartidos en su cuenta oficial de Twitter. Igualmente, dedicó contenido en su perfil de Instagram para aclarar cómo había pasado de perder un curul a ganarlo. 

 

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida por Timoteo Zambrano (@timoteozambrano)

 Los perfiles sociales de los aliados 

El entorno de las redes sociales en términos de seguidores lo encabeza Henri Falcón, quien aglutina cerca de 1,4 millones de seguidores en la red social Twitter. Le siguen Claudio Fermín (87,1 mil), Luis Parra (8.783) y Timoteo Zambrano (298).

En Instagram, Falcón también es el líder en seguidores con 137 mil. Luis Parra ocupa la segunda posición con 18,2 mil seguidores. Por su parte, Claudio Fermín posee 7.960, mientras que Zambrano apenas cuenta con apenas 1.360. 

En Facebook, solo Henri Falcón tiene una cuenta oficial y lo siguen 125 mil personas.

Ver también

Derechos digitales en Venezuela tienen “Acceso denegado”

Las limitaciones a las libertades informativas en el país han quedado nuevamente de manifiesto en …