#DesinformaciónElectoral | Veedores: exportadores de “legitimidad”

  • Las instituciones como el CNE, y los periodistas y medios de comunicación afectos al gobierno buscaron exaltar ante la opinión pública la presencia de los veedores internacionales en las parlamentarias, principalmente la de José Luis Rodríguez Zapatero

  • El descrédito a organismos como la Unión Europea (UE) y la Organización de Estados Americanos (OEA), y la condena hacia las sanciones de Estados Unidos fueron temas de la agenda comunicacional en torno a la veeduría

  • Mensajes en favor de “la no injerencia”, “la soberanía”, “la independencia”, y “la autodeterminación de los pueblos” fueron dados por los diversos veedores que en su mayoría provenían de países y organizaciones aliadas a la administración de Nicolás Maduro

En la última entrega del monitoreo de Desinformación Electoral en las Parlamentarias 2020, realizado por IPYS Venezuela, se analizaron declaraciones de voceros oficiales, coberturas de  medios de comunicación nacionales e internacionales, instituciones públicas y mensajes de influencers vinculados a un tema relevante para estos comicios: la veeduría internacional. En este sentido, se lograron caracterizar líneas discursivas de desinformación política, empleadas por los mencionados actores, con el objetivo de posicionar la idea de que la comunidad internacional estaba avalando la legitimidad del cuestionado proceso electoral.

El 15 de octubre de 2020, casi dos meses antes de las legislativas, el Consejo Nacional Electoral (CNE) modificó lo referente a la observación nacional y el acompañamiento internacional de los procesos electorales del Título XIV del Reglamento de la Ley Orgánica de Procesos Electorales (Lopre). De acuerdo con un comunicado publicado en la página del ente rector, la reforma consistió en cambiar la terminología “acompañamiento internacional” y “observación nacional” por “veeduría”. 

Según el politólogo y ex funcionario del CNE, Jesús Castellanos —citado en una investigación de Poderopedia Venezuela— aunque no hay una modificación sustancial entre la figura del acompañamiento y veeduría internacional electoral, esta última le permite al CNE decidir, por ejemplo, los centros de votación a visitar en los actos de instalación, días previos a la jornada electoral, y el día de las elecciones. “Este plan atenta contra cualquier posibilidad de un monitoreo exhaustivo”, explica. 

La reforma en la terminología ocurrió un mes después de que la Unión Europea (UE) envió a Caracas una misión diplomática con el objetivo de solicitar que los comicios se retrasaran seis meses, para así garantizar condiciones democráticas. Sin embargo, el gobierno de Maduro rechazó la solicitud. En consecuencia, la misión, a través de un comunicado, informó que la UE no reconocería el resultado de las votaciones del 6D “en las actuales condiciones”. 

CNE controló veeduría para lograr discurso que avalara el proceso

La presencia de los veedores internacionales le sirvió al Consejo Nacional Electoral (CNE) para reivindicar el proceso electoral. El discurso de los delegados internacionales, cuya agenda fue marcada por el ente comicial, se enmarcó en el respaldo a la institución, la celebración de la jornada de sufragio y la confirmación de que existió participación ciudadana.

En la lista que autorizó el CNE figuraron los expresidentes Manuel Zelaya (Honduras), Evo Morales (Bolivia), Rafael Correa (Ecuador), Fernando Lugo (Paraguay), José Luis Rodríguez Zapatero (España) y la exsenadora colombiana Piedad Córdoba. Todos cercanos al chavismo. Tanto que, hasta el día de los comicios, se reunieron con Nicolás Maduro en Miraflores. 

La postura más resaltante fue la de Rodríguez Zapatero, cuya neutralidad ha sido cuestionada en los últimos años por la oposición democrática durante las mesas de diálogo con el oficialismo. Precisamente a estos que decidieron no participar en los comicios parlamentarios, les dirigió unas palabras durante una rueda de prensa que realizó en solitario el día de la elección. “A ellos me quiero referir: que reflexionen. Sabemos, luego de lo vivido en los dos últimos años, que no sirven ni la imposición ni las sanciones. Solo sirve el diálogo y los votos. Solo sirve el encuentro y la deliberación democrática”.

Zapatero le dio también un espaldarazo al trabajo del CNE: “Este día electoral supone un paso adelante, es más, es el principio del final de los peores momentos que ha vivido Venezuela. El principio del final de unas sanciones injustas e incomprensibles”, dijo. Esa línea fue la que siguieron otros delegados internacionales, cuyos mensajes fueron replicados por las redes sociales del CNE.

Los representantes internacionales llegaron desde Argentina, Bélgica, Brasil, Canadá, Colombia, Ecuador, España, Estados Unidos, Francia, Guatemala, Irán, Irlanda, Paraguay, Rumanía, Togo y Turquía. Todos cumplieron con una agenda pautada por el CNE y hasta recibieron un formulario ya predefinido para que el ente comicial recogiera las observaciones de la elección.

“El hecho de que estemos aquí observadores y observadoras internacionales es algo fundamental para hacer entender a la comunidad internacional que en Venezuela las venezolanas y los venezolanos deciden su futuro libremente”, dijo la veedora Marta Martín, dirigente española de Unidas Podemos. El expresidente Manuel Zelaya se atrevió a calificar el proceso como el más transparente del mundo.

Aunque varios de estos delegados invitados por el CNE eran afines a PSUV, el propio partido oficialista también trajo al país a otros grupos para que sirvieran de veedores en la jornada: estuvieron presentes representantes del Partido Revolucionario Democrático de Panamá y miembros de alto nivel del Parlamento Ruso, cuyos encuentros fueron divulgados por las redes sociales de la organización política.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida por Partido PSUV (Oficial) (@partidopsuv)

Independencia dudosa

Desde las primeras gestiones que hizo el CNE para lograr invitados internacionales a la jornada del 6D, sus opciones parecieron coincidir con aliados del chavismo. Un reportaje de Tal Cual, firmado por Luisa Quintero, recuerda que “China, Cuba e Irán son algunos de los países con cuyos representantes se ha reunido la presidenta del CNE, de cara a las elecciones del 6D, y a los que ha dado el nombre de Espacios de Intercambio Interinstitucional”. En el evento puntual de China, aclara la nota, el encuentro de las autoridades del ente comicial se realizó en conjunto con el canciller de Nicolás Maduro, Jorge Arreaza.

La poca independencia de los veedores no fue exclusiva de quienes vinieron del extranjero. Existe mucha opacidad sobre los grupos nacionales autorizados por el CNE para el proceso de veeduría. De acuerdo a un trabajo de Efecto Cocuyo, firmado por Ibis León, se brindó poca información sobre la labor de las ONG Proyecto Social o Fundación por un Pueblo Digno.

“La Asociación Venezolana de Juristas sí está más expuesta mediáticamente. Es conocida por mantener posturas afines al chavismo como manifestarse en contra del informe de la misión independiente de determinación de hechos, nombrada por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que concluye que hay razones suficientes para comprometer al gobierno de Nicolás Maduro en la comisión de crímenes contra la humanidad”, dice la nota de Efecto Cocuyo. Aunque su papel no fue reseñado por el CNE durante la jornada, sí sirvió su participación previa para avalar la reforma del sistema electoral y de adjudicación de cargos que realizó el ente comicial.

Filtro mediático

En los medios de comunicación oficiales la participación de los veedores internacionales fue otro tema destacado para reforzar su estrategia de desinformación política debido a que se utilizaron para transmitir la idea de que la comunidad internacional estaba avalando la legitimidad del proceso electoral. La poca aceptación que tiene la administración de Maduro en las naciones democráticas conllevó a que muchos países y organizaciones internacionales no enviaran a sus observadores electorales, por ello, un gran número de los veedores que participaron provinieron de países aliados al chavismo y otros actores amigos como Rafael Correa, Evo Morales, José Luis Rodríguez Zapatero, Manuel Zelaya, Piedad Córdoba, entre otros

Uno de los veedores que más tuvo protagonismo en las redes sociales y web del canal estatal VTV (Venezolana de Televisión) fue José Luis Rodríguez Zapatero, quien el mismo 6 de diciembre durante una rueda de prensa hizo referencia a los comicios legislativos como el resultado de dos años de diálogo y negociación, calificando las elecciones parlamentarias como “la antesala a la recuperación económica y la institucionalidad de Venezuela”. Entre las declaraciones que más fueron destacadas por este medio en sus plataformas de difusión estuvo el momento en que Zapatero dijo: “Imagino que lo que queremos todos es ayudar a Venezuela; recuperar su institucionalidad, convivencia, su economía y sus problemas sociales”.

Otros medios de alcance nacional como Globovisión, Televen, Últimas Noticias y RNV, también dieron cobertura a la alocución del líder político español publicando fragmentos de su discurso en los que Zapatero aseguró que estas “elecciones deben ser el fin de las sanciones contra Venezuela”. Cabe destacar que estas sanciones que refiere Zapatero no son la causa de la crisis humanitaria y económica que atraviesa el país, y que no han sido impuestas contra Venezuela. Desde hace dos años el Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha sancionado a empresas y funcionarios que apoyan al régimen de Nicolás Maduro, por su vínculo con hechos de corrupción, violaciones de derechos humanos y por socavar la institucionalidad democrática del país. 

Si bien Zapatero pareció mostrarse neutral en su intervención al no declararse a favor de ninguno de los partidos políticos, y reconociendo que habría una “deliberación democrática” entre la oposición y el gobierno, sí fue muy claro en su postura de reconocer estas elecciones parlamentarias. Por su parte, ni la Unión Europea (UE), Estados Unidos y unos 16 países de América Latina opinan lo mismo, puesto que consideran que estos comicios legislativos carecen de las condiciones mínimas de un proceso democrático.

La televisora VTV  también publicó una nota sobre la percepción de las elecciones por parte de Evo Morales, líder político boliviano y uno de los veedores internacionales de estos comicios, quien reiteró que “el ambiente democrático que vive Venezuela durante el desarrollo del proceso electoral para la escogencia de diputados y diputadas de la Asamblea Nacional (AN) es reflejo de una participación pacífica y en cumplimiento de la Constitución venezolana”. “Esta fiesta democrática que viven los venezolanos este 6 de diciembre representa para muchos veedores internacionales y delegaciones del mundo un gran ejemplo de respeto a lo contemplado en la Carta Magna, hemos visto que de manera pacífica los venezolanos están dispuestos a resolver sus problemas de manera organizada y sobre todo en democracia”, dijo Morales según el escrito.

El canal Globovisión además reseñó las declaraciones de los veedores Sandino Asturias, de Guatemala, y Giovani Yule Zepa, de Colombia. “Hemos visto una primera valoración positiva, vemos mucha gente votando, es un proceso ordenado y rápido, seguro en todo lo de bioseguridad”, aseguró Asturias según una nota publicada por este medio, en la que también citó al veedor colombiamo cuando habló del procedimiento. “La gente está votando de una manera muy disciplinada, lo que observamos es que lo que dicen los medios de afuera es una cosa muy distinta a lo que vemos cuando hemos venido aquí, hemos detectado otra realidad, la ciudadanía ha salido a votar masivamente, tenemos que valorar que el procedimiento de las elecciones es muy claro, muy transparente”.

A nivel de los medios internacionales que registraron los comicios electorales, Telesur destacó por darle una cobertura principal a los veedores, que se vieron reflejados en la transmisión en vivo, y en la cuenta de Twitter del canal. Declaraciones de José Luis Rodríguez Zapatero, Evo Morales, Rafael Correa, Piedad Córdoba y el excanciller de Ecuador, Ricardo Patiño figuraron en las pantallas del medio multiestatal latinoamericano. También optó por usar fotografías de los acompañantes internacionales durante varios momentos de la jornada.

En la cobertura “minuto a minuto” que desarrolló en su página web, Telesur señaló que “Cerca de un centenar de observadores internacionales avalan la legitimidad de las elecciones legislativas que se desarrollan este domingo en Venezuela, las personalidades refirieron la participación masiva, organización y garantías necesarias”, declaraciones que contravienen con las palabras del veedor Ricardo Patiño —y que fueron publicadas por el medio— donde señaló que “la participación, a su parecer y según lo que ha observado, ha sido regular”.

Una matriz de voceros oficiales para legitimar la elección del 6D

La matriz de opinión que se buscó crear desde el oficialismo sobre los veedores internacionales fue que eran garantes de un proceso transparente, confiable y democrático. Diosdado Cabello realizó unas declaraciones el 6 de diciembre en las que dijo que “la Unión Europea no vino porque no quiso”. El líder descalificó a la organización y condenó el hecho de que no aceptara la invitación, pero jamás hizo alusión a las condiciones mínimas que el ente europeo exigió para participar y que el gobierno se negó a garantizar. Cabello resaltó que, aunque la UE no asistió a los comicios, sí vinieron observadores de otros países “para garantizar que este es un proceso transparente y confiable”.     

Pese a ello, la mayoría de los líderes chavistas tuvieron un rol secundario en la difusión de los contenidos relacionados con la veeduría internacional. De hecho, este tópico fue más explotado por otros actores como periodistas, influencers, el CNE y los medios de comunicación pro-gobierno. Los funcionarios del chavismo actuaron como difusores de algunos mensajes. Por ejemplo, Jacqueline Faría retuiteó una publicación de Erika Ortega Sanoja sobre la presencia de los “veedores internacionales”. Caso similar ocurrió con figuras como Ernesto Villegas, quien compartió contenido del corresponsal de Página 12 y Sputnik, Marco Teruggi. 

Por su parte, en el caso de la oposición aliada del gobierno, el tema de la veeduría internacional tuvo poco espacio en la agenda mediática posicionada por este sector el 6D. Sin embargo, vale la pena resaltar que Timoteo Zambrano, representante de Cambiemos, publicó en sus cuentas de Twitter e Instagram que contaban con el acompañamiento del ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero. “Junto al ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero como observador internacional reafirmamos el compromiso por una ruta democrática que devuelva a los venezolanos la solución de nuestros problemas”, escribió Zambrano en su cuenta en Twitter. 

Hay que señalar que el término adecuado es veedor internacional y no observador internacional como dijo Zambrano. Con los cambios de la Lopre oficializados en 2010, la Ley electoral estableció que el término observador sería exclusivo de los representantes nacionales. En consecuencia, eran denominados acompañantes los representantes internacionales que asistían a procesos electorales en Venezuela. No obstante, con la más reciente modificación a esa legislación, en agosto de 2020, nacionales e internacionales pasaron a ser denominados veedores. 

El grupo de los difusores 

La gran mayoría de los mensajes vinculados con la veeduría difundidos en las redes sociales de los corresponsales internacionales aliados al gobierno, los influencers y las figuras apegadas a la línea oficial, respondieron a la difusión de las declaraciones de los veedores más representativos que asistieron a los comicios del 6D por medio de publicaciones hechas previamente por otros actores como los medios de comunicación y el CNE.

Ya en la quinta entrega del seriado «Desinformación Electoral en las Parlamentarias 2020», el equipo de IPYS Venezuela había dejado en evidencia cómo el tema de la veeduría había sido parte de los timeline de los periodistas colaboradores de medios internacionales como Telesur, RT y Sputnik. Madelein García, Erika Ortega Sanoja y Marco Teruggi aprovecharon su cobertura de los comicios, para brindar espacio en sus redes sociales a los veedores internacionales, de cara al posicionamiento que este discurso podía generar en los seguidores de los reporteros.

José Luis Rodríguez Zapatero y Evo Morales fueron los representantes internacionales que más aparecieron en las publicaciones de estos actores. Pero los corresponsales no se limitaron solo a estas figuras. Fotografías y videos de otros veedores menos conocidos también ocuparon espacio en sus redes sociales.

En todos, el discurso lograba verse de forma trasversal entre el desarrollo de una jornada en paz, rápida, sin contratiempos, sin intervenciones de fuerzas extranjeras y como el inicio de una transformación para nuevos pasos a partir del diálogo y la participación, siendo estas las principales características de los discursos de Rodríguez Zapatero y Morales en sus intervenciones a lo largo del día.

Por su parte, la periodista Inna Afinogenova, quien publicó un video días posteriores a los comicios y que fue difundido por la cadena rusa RT, se sumó al discurso del expresidente de España Rodríguez Zapatero y desestimó la negativa de la Unión Europea, pues, según su criterio, el organismo “prefirió denunciar fraude más cómodamente desde la distancia”.

Por otro lado, varios de los influencers más destacados del chavismo solo se limitaron a retuitear publicaciones donde se podía observar la actuación de los veedores. Mientras que Winston Vallenilla retuiteó algunas publicaciones de Nicolás Maduro reunido con varios de los representantes internacionales que viajaron al país y validaron el proceso electoral del 6D, Carola Chávez compartió en varios momentos informaciones publicadas por Misión Verdad que presentaban como un gran logro la presencia de “más de 1 mil 500 observadores nacionales e internacionales” aun cuando la UE negó su participación a los comicios por la larga lista de irregularidades.

“En este sentido, la mayoría de los veedores afirman que la atención a los electores en los centros electorales es óptima, al igual que la asistencia de los testigos de mesa”, reza la nota publicada por Misión Verdad que fue compartida por la ahora diputada Carola Chávez.

Mientras las declaraciones de José Luis Rodríguez Zapatero, así como la presencia de otros veedores internacionales era replicada por reporteros e influencers del chavismo como positiva, el periodista Víctor Amaya contrastaba la actuación del representante español con el comportamiento de la delegación de veedores de Turquía, la cual mientras estuvo presente en el municipio Chacao el 6D, se negó a emitir opiniones ante la prensa y los ciudadanos que los abordaban. “No podemos dar opiniones (…) no queremos corromper las leyes venezolanas (…) estamos observando. Al final de todo vamos a hacer un reporte”, dice uno de los representantes en el video compartido por los periodistas Amaya y Oliver Fernández.

En conclusión, el abordaje de los voceros aliados al gobierno sobre el rol de los veedores en el país quedó enmarcado en el apoyo y la redifusión de las actuaciones y declaraciones de estos actores que mostraron siempre, a través de su discurso, que la jornada se había desarrollado de forma óptima y en paz.

Ver también

Derechos digitales en Venezuela tienen “Acceso denegado”

Las limitaciones a las libertades informativas en el país han quedado nuevamente de manifiesto en …