Inicio / Noticias / Nacionales / El CPJ insta a Venezuela a dejar de obstruir el trabajo de la prensa extranjera

El CPJ insta a Venezuela a dejar de obstruir el trabajo de la prensa extranjera

  • “Instamos al gobierno del Presidente Maduro a poner fin a la práctica sistemática de obstruir la cobertura informativa y a dejar de interferir con el trabajo de los medios”

Fuente original: CPJ. Publicado el 13 de febrero de 2017

Dos periodistas brasileños que investigaban una red de corrupción continental fueron detenidos el fin de semana en Venezuela, según despachos de prensa. Por separado, el presidente venezolano Nicolás Maduro anunció en una marcha que quería que CNN abandonara el país y acusó a la cadena de difundir “noticias falsas”, informaron otros medios de prensa.

Periodistas brasileños expulsados de Venezuela al investigar una obra de la transnacional Odebrecht en el estado Zulia

“Los medios internacionales deben poder cubrir asuntos de interés público e informar sobre temas sensibles sin temer represalias y persecución por parte de las autoridades venezolanas”, declaró Carlos Lauría, coordinador sénior del programa de las Américas del CPJ, desde Nueva York. “Instamos al gobierno del Presidente Maduro a poner fin a la práctica sistemática de obstruir la cobertura informativa y a dejar de interferir con el trabajo de los medios”.

El reportero Leandro Stoliar y el camarógrafo Gilson Fred Oliveira llegaron a São Paulo hoy a las 5:50 a.m. tras ser liberados por la policía venezolana, según Record TV, la cadena televisiva con sede en São Paulo para la cual trabajan. Los periodistas fueron arrestados en Maracaibo cerca del mediodía del 11 de febrero, mientras filmaban un reportaje sobre el puente Nigale, un puente de 11.8 km sobre el lago Maracaibo cuya construcción está a cargo de Odebrecht, una multinacional brasileña que es una de las empresas en el centro de un gigantesco escándalo de corrupción.

Las autoridades también detuvieron a dos activistas venezolanos, Jesús Urbina y María José Túa, quienes trabajan para Transparencia Venezuela, la sección local de Transparencia Internacional, una organización global anticorrupción. Urbina y Túa acompañaban a los periodistas, Transparencia Venezuela indicó en una declaración.

Funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) detuvieron a los periodistas brasileños, les tomaron las huellas digitales y los sometieron a un interrogatorio, declararon los periodistas.

Los funcionarios los escoltaron de regreso al hotel cerca de la 1:15 a.m. del 12 de febrero y los mantuvieron vigilados en el vestíbulo hasta aproximadamente las 8 a.m., cuando se los llevaron nuevamente a la sede del Sebin.

Por la noche, la policía venezolana los transportó en un vuelo de Maracaibo con destino a la capital, de donde fueron escoltados hasta un vuelo de regreso a Brasil, un vocero de Record TV declaró al CPJ. La policía les confiscó el equipo en el que habían grabado las imágenes y entrevistas, de acuerdo con Record TV.

“Acoso, encierro, ninguna comunicación, la policía nos siguió incluso hasta el baño”, Stoliar declaró al sitio web de la cadena televisiva. “Nos trataron como a delincuentes cuando la verdad era que simplemente hacíamos nuestro trabajo. Regresamos a casa con la ropa que llevábamos puesta y una mochila que conseguimos mantener”.

Los periodistas trabajaban en un reportaje sobre la participación de Odebrecht en el proyecto de construcción del puente sobre el lago Maracaibo. La empresa recientemente acordó pagar unos dos mil millones de dólares estadounidenses en multas luego de haber admitido el pago de sobornos a funcionarios electos para obtener contratos de construcción en varios países, entre ellos Venezuela.

Los periodistas fueron detenidos el mismo fin de semana cuando el presidente venezolano Nicolás Maduro anunció que quería que CNN abandonara el país. “CNN que no se metan en los asuntos de los venezolanos”, declaró Maduro. “Yo quiero a CNN bien lejos de aquí. Fuera de Venezuela. Que no meta su nariz en Venezuela”.

Maduro, quien culpó a la cadena estadounidense de manipular hechos, efectuó las declaraciones durante una marcha apenas unos días luego de que CNN en Español transmitiera un reportaje que afirmaba que funcionarios de la embajada venezolana en Iraq habían vendido pasaportes y visados a sospechosos de terrorismo.

Venezuela ha adoptado una posición cada vez más hostil contra los reporteros extranjeros en los últimos meses y les ha prohibido el ingreso al país a varios reporteros, según datos del CPJ. El corresponsal de ABC News Matt Gutman fue detenido en octubre junto con un camarógrafo y un médico venezolano que lo había acompañado durante un reportaje sobre la crisis del sistema de salud nacional. Aitor Saez, corresponsal español que se desempeñaba para la cadena alemana Deutsche Welle (DW), fue deportado a Colombia el 22 de enero. El periodista había llegado al país para cubrir protestas opositoras.

El CPJ ha constatado que durante la gestión de Maduro las autoridades han recurrido a una variedad de tácticas para restringir la labor de los medios independientes. El periodista digital y radial Braulio Jatar Alonso fue arrestado a principios de septiembre pasado luego de cubrir una protesta, y fue acusado de lavado de dinero y continúa preso. El arresto y los últimos incidentes ocurrieron en medio de una ofensiva contra la oposición política, en momentos en que el Gobierno de Maduro enfrenta creciente malestar ante la escasez generalizada de alimentos y una tasa de inflación que alcanza los tres dígitos.

Ver también

IPYS Venezuela pone en línea el microsite “Huérfanos de la salud” 

Una investigación realizada por periodistas del Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela, en alianza con …