Inicio / Alerta / Funcionarios en Maiquetía prohibieron entrada al país a corresponsales extranjeros

Funcionarios en Maiquetía prohibieron entrada al país a corresponsales extranjeros

Entre el 29 y 31 de agosto de 2016, al menos seis equipos reporteriles de medios extranjeros fueron retenidos en el aeropuerto internacional Simón Bolívar, en Maiquetía, estado Vargas, y se les prohibió la entrada al país. Los periodistas visitaban Venezuela con el fin de cubrir las movilizaciones convocadas por los sectores oficialista y opositor el jueves 1 de septiembre.

El miércoles 29 de agosto fueron retenidos dos equipos de la cadena árabe Al Jazeera. Uno integrado por los periodistas Teresa Bo, Mariano Rosendi y Lagmi Chávez, provenientes de Argentina; y el otro, por John Holman y Ricardo López, de México. Los trabajadores del medio fueron deportados a Colombia ese mismo día, así lo informó la periodista Teresa Bo a través de su cuenta en la red social Twitter.

Al reportero John Otis, enviado de la cadena NPR, a la corresponsal Marie-Eve Detoeuf, del diario francés Le Monde, y a César Moreno y Dora Glottman, de la cadena colombiana de noticias Caracol Radio y TV, también se les impidió el ingreso al país el viernes 31 de agosto, siendo devueltos a su origen inmediato.

Otis, en declaraciones a IPYS Venezuela, contó que viajaron a Caracas desde Bogotá, arribando al aeropuerto de Maiquetía a las 10:30am del 31 de agosto. Contó que el grupo de corresponsales extranjeros fue abordado por funcionarios de inmigración. “Decían que no teníamos permiso para entrar a Venezuela como periodistas”. Agregó que les obligaron a firmar una carta de “personas no admisibles en el país”, y a tomar un avión de regreso a Bogotá. Duraron cerca de dos horas en este proceso. Los periodistas fueron enviados a Colombia a las 6 de la tarde del mismo viernes.

El reportero denunció a IPYS que en varias oportunidades le han escrito al Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (Minci) pidiendo la acreditación, pero no reciben respuesta.

Ante la visita al país y posterior deportación de los medios extranjeros, el Ministro para la comunicación e información, Luis José Marcano, se pronunció a través de su cuenta en la red social Twitter, publicando lo siguiente:

El periodista del Miami Herald, Jim Wyss, quien ya se encontraba en Caracas fue llevado al aeropuerto y deportado vía Panamá, según informó la Asociación de la Prensa Extranjera en Venezuela (Apex) a través de un comunicado.

Apex rechazó la deportación de equipos de prensa internacional, enviados en los últimos días a cubrir la situación informativa en este país sudamericano.

El comunicado señala, “la inadmisión y deportación de estos enviados y de sus equipos afecta el derecho de recibir información que tienen los pueblos a los que sirven, así como el cumplimiento de sus deberes como profesionales de la comunicación, y muestra hostilidad hacia el desempeño de la prensa internacional y sus corresponsales en Venezuela… Es lamentable que en estos casos no haya intervención de poderes públicos que reivindiquen como prioridad el derecho a la información, que ya es patrimonio de los pueblos y países de la comunidad latinoamericana y del Sur en desarrollo de la cual hace parte Venezuela”.

Interna_comunicado Apex

Esta alerta a la libertad de expresión se enmarca en un uso abusivo del poder estatal vinculado a una limitación de hecho a la cobertura de asuntos de interés público.

IPYS Venezuela exhorta al gobierno venezolano a respetar la labor informativa de los corresponsales y trabajadores de prensa extranjera, y garantizar su seguridad durante los procesos de movilizaciones, de acuerdo con los estándares internacionales sobre libertad de expresión, consagrados y ratificados en los artículos 23, 57, 58 y 337 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

El numeral 5 de la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la Organización de Estados Americanos (OEA) establece que la censura previa, la presión directa e indirecta sobre cualquier expresión, información u opinión a través de los medios de comunicación, deben estar prohibidas por la ley.

Ver también

CIJ: El TSJ venezolano está al servicio del poder ejecutivo

“La Corte Suprema de Justicia de Venezuela ha dejado de actuar como una corte independiente …