Inicio / Alerta / Radio Trujillo 1280 AM se encuentra fuera del aire por hurto de cableado eléctrico

Radio Trujillo 1280 AM se encuentra fuera del aire por hurto de cableado eléctrico

  • El hecho coincidió con el robo de cables en antenas de los proveedores Movistar, Digitel y Movistar que dejó incomunicados a los habitantes del centro de la entidad.

Jhonathan Raúl Segovia I IPYS Trujillo

Valera.  Radio Trujillo 1280 AM quedó fuera del aire ante el hurto de casi 200 metros de cable de electricidad a su planta transmisora, dijo a IPYS Venezuela Guillermo Torres,  periodista y director de la radioemisora.

Leyenda: La estación radial suspendió sus emisiones por primera vez en 77 años debido al robo.

El periodista Guillermo Torres indicó que la acción vandálica ocurrió a las cinco de la mañana del sábado 18 de marzo en la zona de las antenas, en el cerro La Vichu, a 10 minutos del estadio Cuatricentenario de la ciudad de Trujillo.

Torres apuntó que al caerse la transmisión pensaron que se trataba de un corte eléctrico, sin embargo, al verificar la situación detectaron que fueron hurtados casi 200 metros de un grueso cable conductor de electricidad.

Consideran que estas acciones no fueron cometidas por hampa común, no solo por la manera en cómo manipularon el cable sino por el corte. Usaron equipos para cortar y sacar la extensión de cable que va por una tubería subterránea y conectada a la tanquilla de Corpoelec, detalló.

Así quedo la caseta de cableado eléctrico.

El hurto deja fuera del aire el dial 1280 AM que, por 77 años de servicio a los trujillanos, no había sufrido ninguna interrupción de su programación educativa e informativa. Torres agregó que no cuentan con tres millones de bolívares necesarios para comprar el cable.

El comunicador social calificó el robo como un atentado contra la libertad de expresión y el derecho a la información, al tiempo que agradeció a todos los actores de la sociedad por su solidaridad e interés en ayudar para comprar el cable que no solo permite estar en los hogares trujillanos, sino acompañarlos en sus reclamos ciudadanos. Por los momentos, la Policía Científica investiga el hecho.

Destacó que jamás han recibido amenazas de ningún sector y exhortó a las autoridades policiales y judiciales esclarecer el hecho e identificar a los criminales. El robo contra Radio Trujillo 1280 AM coincidió con el hurto de cables en las antenas de Movistar, Digitel y Movilnet en Pampanito, en el centro del estado Trujillo, que dejó incomunicados a varios centenares de usuarios, desde la madrugada del 18 de marzo.

IPYS Venezuela registró un primer hecho similar el 7 de enero pasado, cuando Sonera 105.9 FM, radioemisora con sede en la ciudad de La Victoria, estado Aragua, quedó fuera del aire, luego de que personas desconocidas violaron su caseta de transmisión y robaron sus equipos.

Los derechos a la libre expresión y a estar informado se encuentran contemplados en los artículos 57 y 58 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. La normativa nacional establece que los ciudadanos tienen el derecho de expresar sus ideas y opiniones, así como el de buscar, recibir y difundir información que sea de su interés, a través de cualquier medio de comunicación, sin que pueda establecerse censura.

El numeral 9 de la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la Organización de Estados Americanos (OEA) señala que los hechos de agresión, amenazas e intimidación “a los comunicadores sociales, así como la destrucción material de los medios de comunicación”, violan los derechos fundamentales de las personas y coartan severamente la libertad de expresión. “Es deber de los Estados prevenir e investigar estos hecho,s y sancionar a sus autores”.

IPYS Venezuela exhorta al Estado venezolano a investigar los hechos que arriesguen el libre flujo informativo, así como de garantizar también la seguridad en zonas donde operan empresas de medios de comunicación.

 

Ver también

Que nos maten a todos. Homenaje a Javier Valdez

Ojo Público, el portal peruano de periodismo de investigación publica este artículo de opinión en …